Ya veremos…

26 noviembre, 2012

Fuiste tú… (cuántas despedidas!)

Como una promesa, eres tú, eres tú.
Como una mañana de verano.
Como una sonrisa, eres tú, eres tú.
Así, así, eres tú.

Toda mi esperanza, eres tú, eres tú.
Como lluvia fresca en mis manos
como fuerte brisa, eres tú, eres tú.
Así, así, eres tú.

Eres tú como el agua de mi fuente (algo así eres tú)
Eres tú el fuego de mi hogar
Eres tú como el fuego de mi hoguera
Eres tú el trigo de mi pan.

Como mi poema, eres tú, eres tú.
Como una guitarra en la noche,
todo mi horizonte eres tú, eres tú.
Así, así, eres tú.

Eres tú como el agua de mi fuente (algo así eres tú)
Eres tú el fuego de mi hogar
Eres tú como el fuego de mi hoguera
Eres tú el trigo de mi pan.

Eres tú…

.
“Eres tú” es posiblemente una de las canciones más cursis de nuestro cancionero setentero. Y me encanta. Con ese absolutismo romántico, con ese fuego de mi hogar y ese trigo de mi pan tan castizos y con cierto aire a añejo, a pasado de moda, casi a canción de misa… Es como aquella de “yo te amo con la fuerza de los mares, yo te amo con el impetu del viento…” Canciones que si hubiera inventado yo escondería avergonzada por su histrionismo, su exageración hasta más allá de lo admisible, su empalagosamiento apasionado y tremendo… Otra que me encanta.

Solo que Eres tú fue compuesta por Juan Carlos Calderón, y hoy toca hablar de él.

Podríamos centrarnos en los resultados de las elecciones catalanas, y cómo la reducción de expectativas en las previsiones de Mas va a afectar a sus promesas electorales… (en vez de 5 años, la esperanza de vida se aumentará sólo 2 y con catarro; y en vez del 50%, los accidentes de tráfico sólo se reducirán los días pares)… Guasas a parte, no me apetece.

Tampoco voy a venir ahora, a fecha cumplida, a hablar de kas hermanas Mirabal y celebrar el 25 de noviembre… porque ya lo hice otros años y ayer me pilló sin pc. Pero no dejéis de pasar por la entrada de entonces  (“Feliz 25 de noviembre”)y ver el vídeo del rap “La Bella y la Bestia” en lengua de signos, una pasada. 

.

No, hoy toca recordar a Calderón, el de Eres Tú. El mismo que compuso, entre otras muchísimas canciones, aquella de La Fiesta Terminó que llevó a Eurovisión Paloma San Basilio, o la de Amor de Medianoche con la que Cecilia cantaba la independencia de su voz, en un momento en el que la mujer necesitaba muchas voces despegándose de amores de medianoche que las ataban y las convertían en meros lujos que conservar, muñecas presas silenciosas…

.

Será que me hago vieja. Será que llega un momento en el que todos nos volvemos como nuestros padres y repetimos eso de “aquello si eran canciones”… Pero no es verdad, porque estas canciones son más de mis padres que mías. Y aún reconozco canciones nuevas con letras vibrantes que te tocan el alma… aunque reconozco que cada vez conozco menos y son menos nuevas.

En fin. Que me encanta Eres Tú, compuesta por Juan Carlos Calderón. A lo mejor es que hay que estar idiotamente enamorada para que te guste como a mi… o igual no, porque han pasado casi cuarenta años y sigue sonando de vez en cuando por ahí.

.

El caso es que Juan Carlos Calderón se ha ido este fin de semana, como se fue Tony Leblanc (genial siempre, genial en este sketch de la manzana) y como poco antes nos dejó Emilio Aragón padre, el genial Miliki. Que hay que reconocer que sus canciones eran machistas a rabiar, eh? Esa pobre niña que no podía nunca jugar porque siempre tenía que lavar, planchar, fregar… Pero eran otros tiempos y fueron los compañeros de nuestra infancia, y con ellos se nos fue un cachito de nosotros.

.

Vaya tiempos que corren… Poco a poco se van quienes fueron nuestros “eres tú”, nuestros payasos, nuestros juglares, nuestros compañeros de fantasías,…

..

Me has mirado como quien mira el mar
Como un lujo que debes conservar,
Yo no quiero ser tu sombra en un rincón,
La muñeca que no tiene opinión
Has comprado el silencio de mi voz
Con amor que al fin no es más que amor,
Yo no soy la marioneta de cartón,
El juguete que baila en tu guiñol
Adiós amor de medianoche,
Hoy mi voz quiere gritar,
Abre tu puerta y déjame volar,
Volar en libertad

 .

2 comentarios »

  1. Pues gracias por decirlo no me habia enterado, este no merece los mismos homenajes?
    Feliz martes drio

    Comentario por gaviotasinamor — 27 noviembre, 2012 @ 17:00 | Responder

  2. No he sido nunca mucho de Juan Carlos Calderon. Miliki forma parte de algunas de esas canciones que uno reconoce con simpatia sin entrar en la letra, ni en la música. De Tony Leblanc podría decir que prefiero al personaje ja entrado en años, más que al Tony Leblanc joven.

    Comentario por Tomàs — 27 noviembre, 2012 @ 17:52 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: