Ya veremos…

27 diciembre, 2011

Villancico pucelano: New Passengers ” La luz de tu voz”

Filed under: Cosas del dia a dia — Chus @ 19:33
Tags: , ,

.

No quiero sentirme frío,
no quiero sentirme solo.
Yo quiero estar con mis amigos
yo quiero compartir contigo todo.
Estar en familia en esta Navidad 
con el turrón y el champán…

.

Este año, tras varios de ausencia, volví a hacer como el Almendro, “volver a casa por Navidad”. Y son muchas horas de carretera y radio desde Alicante a Valladolid y retorno (a propósito, a la ida oímos al coro de jóvenes de Madrid cantando villancicos y algunos anuncios tradicionales, y es que es empezar a entonar el vueeeelveee a casa vueeelveeee y hacérseme un nudo tremendo. No soy la única, llamaron varios radioyentes que no podían ni hablar, todo acongojados y lagrimosos tras la canción).

.

A la vuelta escuchamos una entrevista a unos chavales de Mojados, provincia de Valladolid. Sease, vecinos del terruño. Tienen un grupo llamado New Passengers y han escrito un villancico para un disco solidario. El tema ” La luz de tu voz” ha sido elegido por Onda Cero como villancico oficial de estas navidades… y aquí lo dejo. Porque no tengo otros temas que me apetezca compartir, estoy cansada de seriedades, investiduras, trajes, recesiones, urdangarines… (pero no me ciego, ahí sigo mirándolo todo aunque sea de reojo, así que cualquier día me da la ventolera y empiezo a despotricar sobre algo). Así que nada, como es navidad… ¡¡villancicos!!!  Se puede descargar de su web www.newpassengers.es

.

.

19 diciembre, 2011

¿Qué es? ¿Qué es?… ¡Navidad! (villancico a lo Burton, y en LSE)

Filed under: Cosas del dia a dia — Chus @ 17:39
Tags: , , , ,

Una cosa que ocurre todos los años por estas fechas es el resurgir de Tim Burton en modo villancico, gracias a “Pesadilla Antes de Navidad”. Al menos en mi blog, facebook o similares. Qué le vamos a hacer…  es como el anuncio de Vuelve de El Almendro, o las burbujitas de Freixenet (esto de las burbujitas me recuerda irremediablemente a los Mojios Escocidos, que no es muy navideño,… pero es lo que hay). Total, que es un imprescindible en mis rutinas navipeicheras. Aún echo de menos al calvo de la lotería, pero no hay ningún motivo que me obligue a renunciar a mis gorritos de papa noel y mi video de “¿Qué es?” 

Los gorritos los rescatamos de sus cajas ayer, junto con los adornos pertinentes, el árbol, el Misterio y esas cosas. Y una bandeja de dulces, claro. Y el villancico llega este año al blog con la novedad de que me he encontrado este video de ILSEVIN, que son unas chicas asturianas que interpretan canciones estupendamente. Y asambleas del 15M, también, pero en este caso vamos a centrarnos en canciones. 

Así que, ¿qué más puedo pedir? Navidad a lo Tim Burton en lengua de signos. La calidad de la imagen puede no ser óptima… ¡pero mola! 

.

.

¡Listos para la Navidad!

.

29 noviembre, 2011

Recomendando… : LadyMarmalade y Ensayo de la Lucidez

Filed under: Cosas del dia a dia,Tertulia literaria — Chus @ 9:59
Tags: , ,

No tengo tiempo para escribir nada en estos momentos. El curso de coeducación parece no acabarse nunca, y recientemente dio inicio otro al que me apunté… ya no sé ni cuándo, de hojas de cálculo (excell). Y hay que rastrear ofertas de empleo, meditar profundamente en la levedad del ser y la gravedad del desempleo (que dicen que irá a mayores, ¡¡me río yo de los brotes verdes!!!), leer… (siempre hay que leer, para eso siempre se araña algún ratito), practicar furiosamente sexo doméstico (planchar, comprar, limpiar, cocinar… esas cosas de casa que tanto joden) y preparar cuerpo y espíritu para las fechas que vienen. Lo segundo es fácil, no me cuesta mucho entrar en modo invernal y en cuanto pase el puente de la Constitución -todo ciclo tiene su cadencia y la Navipeich empieza después del puente- empezar a canturrear villancicos. Lo segundo lo veo más chungo… Con lo contenta que estaba yo con la pérdida de kilos, dito verano… Recuperar lo perdido ahora, con el frío convidando a cucharas y espantando las ganas de lechuga, y los dulces llamando a la puerta, va a ser difícil.

.

Pero aunque no tenga tiempo para escribir, sí lo tengo para acercarme por aquí un momentito y presentaros algo que descubrí hace poco. Se trata del blog “LadyMarmalade”. Me llamaron la atención los títulos de sus entradas más recientes, “La Maldición del Sexo en la primera noche” y “El Sindrome de la Mujer Maravillas / Wonder Woman” (buenísima), y acabó de engancharme cuando vi que “Reflexiones desde mi cama” comenzaba aludiendo a los cuentos tradicionales:

“Blancanieves, la Bella Durmiente, la Cenicienta, la Bella y la Bestia, la Sirenita… todas hemos crecido con miles de cuentos en los que aparecía un príncipe azul que rescataba a la protagonista para hacerla feliz para siempre.”

.

Es un blog que habla de mujeres. De nuestras realidades, aspiraciones, mitos, sobrecargas,… Sobre todo, de la sexualidad femenina, pero no en plan eróticofestivo ni genitodidáctico, si no con textos cercanos, reflexiones y experiencias escritas de un modo ligero, divertido y muy agradable de leer.

.

.

También he descubierto estos días que Saramago retomó los personajes de Ensayo sobre la Ceguera para escribir Ensayo sobre la Lucidez. Vale, sí… lo recomiendo. Es una historia interesante y muy apropiada para estos tiempos en los que la política está tan presente en todo momento, cuando nunca hasta ahora se habían movilizado tantos las corrientes no oficiales, el activismo ciudadano, la rebelión pacífica, las alternativas de voto… La novela plantea una situación de crisis que ocurre en la misma capital a la que asoló la ceguera general unos años antes (en la otra novela). De repente todos los ciudadanos parecen infectados de algún tipo de virus que los lleva a ponerse de acuerdo sin ponerse de acuerdo. Hacen las mismas cosas, siempre por el bien de la comunidad y de forma absolutamente pacífica (para desespero del gobierno central que desearía excusas para justificar las drásticas medidas que va adoptando), se manifiestan, colaboran,…  y lo que da pie a la trama al inicio de la novela: votan en blanco.

Eso sí, igual que os recomiendo la novela, también os recomiendo una buena dosis de paciencia para leerla. Saramago ya se sabe… muy fácil no resulta. 

.

Y me voy, que tengo mil cosas que hacer!!! Otro día más y más despacio.

.

31 diciembre, 2010

Dia de año nuevo, hojas verdes

Filed under: Cosas del dia a dia — Chus @ 17:43
Tags: , , , , , ,



Día

del año
nuevo,
día eléctrico, fresco,
todas
las hojas salen verdes
del
tronco de tu tiempo.

Neruda, Oda al primer dia del año.

 

Ya lo dice Neruda, “como el pan se parece al pan de ayer, como un anillo a todos los anillos”… pero el Dia de Año Nuevo, y la Noche Vieja en su transición festiva y alocada hacia el día que amanecerá cuando el sol se levante (el mismo sol, igual que el de hoy, igual que el de todos los dias, pero en nuestro imaginario renacido), es una pequeña puerta abierta a la esperanza de algo nuevo.

Quizás hubo años en que esperabamos esta noche con un entusiasmo diferente. Con una expectativa de trangresiones, de vigilias alargadas mucho más allá de lo que otros días nos permitían, de fiesta, de películas (todos los años las mismas: Supermán y El Coloso en Llamas), de copitas de champán que hacían cosquillas en la nariz,… Nos vestíamos para la gran Noche, a veces más disfrazados que vestidos. Cari llegaba con una bolsa de vestidos y en dos tijeretazos las madres se convertían en damas vestidas de fiesta. Y cuando casi amenecía, ya casi cansados de jugar en horas imposibles, casi hartos de turrón de chocolate y excesos sin vigilancia, volvían los padres de la discoteca cargados de bolsas de cotillón.

Quizá hubo años con otras ilusiones, quizá era más fácil ilusionarse cuando la purpurina y la fiesta nos llenaba de fantasía y no vivíamos un presente de realidades. Pero ahora, como entonces, el año acaba y empieza otro, y aunque el dia de ayer será igual que el de mañana, con sus 24 horas, sus comidas, cenas, fregotadas, cansancios, planchas, quebraderos de cabeza y demás vulgaridades… esta noche la esperanza es cosa nuestra, y mientras no se demuestre lo contrario, el 2011 será un gran año.

Me cuesta expresarme porque el medio limón anda cantando a gritos a mis espaldas el happy birthay to youu al año que viene, y claro, no me concentro.

Total, que intentéis esperanzaros, tratad de disfrutar del olor a cambio, del renacer aunque sea imaginario, haced ritos mágicos que os diviertan, meted oro en la copa, monedas en el zapato derecho, escribid las cosas malas del 2010 en un papel y quemadlo en el 2011, las ilusiones y esperanzas para el año nuevo en otro papel, partid una fruta, meted el papel dentro y atad la fruta de nuevo con un lazo y enterradla para que germinen (no sé yo si lo haré, mucho esfuerzo…), alzad el pie derecho durante las campanadas para pisar con él el primer paso del año nuevo… Ilusionaros, esperanzaros, pintaros con purpurina la cara y el corazón, de verdad, ilusionaros aunque sea un ratito, escuchad las campanadas como si algo grande y nuevo tocara doce veces a vuestra puerta, contemplad los fuegos artificiales, llenaos de burbujas…

Abrios a la ilusión. Aunque no sea tan fácil como de niños, ABRIOS A LA ILUSION Y LA ESPERANZA.

FELIZ AÑO NUEVO.

 

Yo esta noche ceno por primera vez a solas con el medio limón y el niño. Ibamos a bajar a comer las uvas con unos amigos pero la mujer se puso mala… Cenaremos mil caprichos (sobrará de todo), sin guisos especiales ni consomés, una cena asquerosamente llena de calorías, de fritos y de lo que cada uno ha querido pedir de verdad para el menú, sea o no tradicional en estas cenas (eh, sin huevos fritos, tampoco es cuestión de pasarse). Con uvas sin tito, claro, y aún así lo mismo hasta las pelamos. Y acabamos de decidir que la vamos a pasar en pijama.  Y seguro que lo pasamos estupendo.

P.D.: a propósito, vaya birria de programacion televisiva. No hay ni una peli decente. Ni siquiera un Superman que echarnos a la vista.

 

día eléctrico, fresco,
todas las hojas salen verdes

 

26 diciembre, 2010

Domingo post-navideño

Filed under: Cosas del dia a dia — Chus @ 11:08
Tags:


 

En pijama de ovejas, bata de mickey mouse y con trencitas (es que si no me hiciera un par de trenzas, nos comeríamos mi melena en sueños y moriríamos a media noche por asfixia capilar), me dispongo a pasar este domingo post-navideño sin salir de casa, ni cambiarme de ropa y, si me apuras, sin ni siquiera lavarme las legañas.

Este año la Noche Buena la pasamos en el campo, al amor de una chimenea de las de verdad, de esas llenas de llamas hipnóticas y que todo lo acaban impregnando de olor a humo, por bien que tiren. Me encanta el olor a humo de una fogata, ese que se nos quedaba pegado a la piel y el cabello en las acampadas a las que nos llevaron nuestros padres de críos mil fines de semana y puentes, o el del chiscón del pueblo cuando se prendía la chimenea en invierno (quien dice invierno, tratándose de Castilla, podría decir desde otoño a primavera). Cenamos de aquella manera, comiéndonos la mitad mientras montabamos los platos y la otra mitad ya como dios manda, a la hora de la cena y sentados a la mesa. Luego os cuento las recetas de mis aportaciones a la gastronomía familiar. Nos pusimos morados de picoteos (ya pasamos de hacer plato fuerte, porque nunca nos queda hambre cuando llega) y bebimos un par de chupitos, como dios manda y es tradición. Cava esta vez cayó poco… pero porque no apetecía. Cantamos algún villancico a cachos y mal entonado, a deshoras, reflexionando sobre la imposibilidad de que la burra fuera cargada de chocolate hacia Belén antes de que se descubriera América y, por ende, el cacao –rin rin yo me remendaba yo me remendé yo me eché un remiendo yo me lo quité…-, y cuando nos dormimos –no tan tarde- en la tele echaban como cada año “Qué bello es vivir”, un imprescindible de todas las navidades, divino para echar la lágrima. Aunque me quedé frita y me lo perdí.

Y al dia siguiente, tras mil llamadas telefónicas (¡¡que era mi cumpleee!!) rematamos la Navidad comiendo putxero amb pilotes, tradicional por estas tierras al parecer. Y aunque a mi me chocaba mucho eso de comer cocido en Navidad, siendo originaria de tierra de lechazos (y donde el cocido se come todos los sábados, así que no es nada festivo), al final el caldito y sus garbanzos resultaron de lo más apetitoso. Y es que un buen paseo por el campo disfrutando del frío (bien abrigados) y del sol en la cara, y después de descubrir buenas capas de hielo en los charcos (si, hielo en Alicante, jatetú…), hacen que un cocido sentados al calor de la lumbre de una chimenea resulte de lo más oportuno. Aunque creo que prefiero las albóndigas en salsa de albóndigas, o con tomate en su defecto, no me acaba de convencer eso de meterlas en el cocido.

Como despedida de esta entrada tipo diario en puro estilo autobiográfico, os comento que el medio limón ha decidido justo en estas fechas dejar de fumar. No es la primera vez que lo decide, solo que esta vez la subida del tabaco sumada a la crisis en sí misma le dan al intento una motivación extra. Una vez que se le acabó el último paquete de tabaco de la reserva, y después de acosarme varias veces reclamando “ese paquete que seguro que tienes escondido en previsión de que me diera el yuyu”, hasta provocarme cierta sensación de culpabilidad por no tener escondido ni un triste pitillo, se ha acordado de una maquinita de liar y toda su parafernaria que compramos hace tiempo. Y por ahí anda, peleándose con su bolsita de tabaco picado y sus papelinas, intentando que salga algo decente… Al principio salían churros, ahora parece que va saliéndole mejor. A este paso, conseguirá liar cigarros perfectos cuando se le acabe la bolsita de tabaco, y entonces veremos en qué acaba el propósito de dejar de fumar.

En fin, que hoy, como decía, arrastraremos la Navidad aprovechando que nos sobra el domingo. Ahora ya en Navidad de dos a solas, vagueando a placer y regalándonos mutuamente cosas de esas que no caben en el saco de Papa Noel.

  

Picoteos pa navipeich:

BARQUITOS DE ENDIVIAS: hacer una “ensaladilla” de merluza hervida desmigada (con cuidado que no se cuele ninguna espina, no queremos acabar en urgencias la fiesta), langostinos o, en su defecto palitos de cangrejo (que son más baratos y no hay que pelarlos) y endivia (vale lechuga, pero la endivia es más tiesa-crujiente y tiene un puntito ligeramente amargo que va muy bien), todo bien picadito y mezclado con salsa rosa (mahonesa, ketchup, un poco de albahaca y un chorrito de licor, yo le pongo un whisky al melocotón que me encontré en el mueble bar y que pa estas guarradas va muy bien). Usar la mezcla para rellenar hojas de endivia (no se lavan, se limpian con un trapito y ya). Un exitazo el plato. Me lo inventé para aumentar el recetario de pescado blanco en casa, que nos gusta poco, muy sanote con tanta endivias dentro y fuera de la mezcla… aunque la salsa rosa mata el tema light, pero bueno, un dia es un dia.

PATÉ DE MEJILLONES: Meter en el vaso de la batidora una lata de mejillones en escabeche con parte de la salsa (mejor ir añadiendo luego que pasarnos y que quede muy líquido), un par de quesitos, y ale, batidora. Ya está, así de simple. Tiene un aspecto feísimo, por lo que conviene presentar en un cuenquito mono para compensar (es que de veras que parece… no lo digo que da asco), pero siempre que lo hago se lo zampan cosa mala.

De los mejillones en salsa no pongo la receta, que no tiene nada de novedoso, es algo habitual y tradicional en la cocina española. Si eso, lo buscáis en san google xDDD.

 

 

23 diciembre, 2010

El verdadero significado de la Navidad

Filed under: Cosas del dia a dia,Grandes frases — Chus @ 18:57
Tags: , , ,

“Estamos olvidando el verdadero significado de la Navidad: el nacimiento de Santa Claus.”
Bart Simpson

 

No estoy muy blogguera estos días, pero ya sabéis quienes lleváis un sitio de estos que estas cosas pasan, (sobre todo cuando la cosa es amateur y no cobramos de ello): unas veces nos salen entradas como churros y arden las teclas del tute que les metemos, y otras veces… pues no apetece. Pero bueno, es Navidad, y algo hay que hacer para que a este rinconcito también llegue parte de ese “olor” que emepea dice que ya llegó, aunque a mi este año no me llega. Y no entendáis esto de la falta de “olor a Navidad” como un síntoma de desmotivación, no se trata de un bajón en mi espíritu navipeichero. Tengo mi arbolito superchulo y brillantoso, mi Misterio y mi bandeja de dulces en el salón, y aunque no digo yo que no estaría más radiante y estupenda si me hubiera tocado la lotería, o si tuviera la perspectiva de un trabajo, estoy contenta con mis gorritos de Papa Noel y planes navideños. No serán los habituales. Como  el año pasado, no viajaremos a Valladolid a pasar las fiestas con mi familia… pero las pasaremos con la del medio limón, así que seguirán siendo fechas de comilonas en familia y con gente querida ¡y hasta con chimenea!. Ya habrá otros años para viajar, y si dios quiere, para lanzarnos frenéticamente al consumismo ese que dicen típico de estas fechas, comprar regalos, malgastar, engalanarse… Y si no quiere, que le den dos duros. Total, al año que viene se supone que se acaba el mundo…

Conclusión: disfrutad las fiestas en lo que son, en el significado que para vosotros tengan más allá de las luces de colores y los escaparates, seais o no creyentes. Disfrutad de los seres queridos, de los que están a vuestro lado siempre y de los que flojean, que no se sabe cuándo estarán y cuándo nos descubriremos echando de menos la oportunidad de seguir peleando con ellos; De las comidas, los excesos, las pelis ñoñas, los anuncios lacrimógenos (aún no vi la de “vuelve a casa vuelve…”)… De lo que sea que os haga felices. Rescatad esas cosas por encima de las otras, las que traen melancolía y nostalgia, los apuros económicos, las disputas, las ausencias, los compromisos, los nervios… Rescatad para vosotros lo que os sienta bien y os hace sonreír y abusad de ello cuanto podáis.

 

¡¡FELIZ NAVIDAD!!

22 diciembre, 2007

Lotería de Navidad

Filed under: Cosas del dia a dia,Yo, mi, me, conmigo — Chus @ 19:22
Tags: ,
cosas del día a día
Pues ni con calvo ni sin calvo…

otra vez que no nos ha tocado.
.
Y el caso es que lo sabes, no te va a tocar. Pero coges cada año tu montoncito de décimos reales o apuntaditos en papeles y mensajes de móvil (montoncito que, a propósito, cada año es más grande, que para “no jugar” hay que ver la cantidad de números que “no jugamos”), y no puedes evitar tu particular cuento de la lechera, calculando a cuanto toca si cae el primero en ese número que compartes con cinco, o si cae el segundo en aquel otro en el que vas a octavos con los compas del trabajo… Y nada, no toca. Luego ves en las noticias esas gentes felices salpicándose de cava en mitad de la calle, y hasta te emocionas… 
.
.
Al menos nadie nos quita el chocolate caliente con croasants que nos hemos metido recién levantaditos para ver el sorteo, al grito de “¡El número que tieneeee papaaaa!” “¡un montón de milloneeeees de leeeeruuuus!” (lease con soniquete de San Ildefonso).
Ni el platito de jamón a medio sorteo.
Ni las sietecitas entre premio y premio cuando ya vas viendo que no te toca.
.
.
En fin… Algún año me va a tocar, seguro. Aunque sea un pellizquito, lo justo para excusar formar parte de los chapuzones de cava y la algaravía, aunque el pellizquito sea como la gran mayoría de los premios de Navidad: unas fiestas felices con algún capricho y tal vez cierto respiro ante la próxima subida del euribor y la cuesta de enero, pero nada que te solucione la vida.
.
Mientras toca, me alegro de tenerte a mi  lado, llenando de magia cada momento del día a día, convirtiendo en una fiesta cualquier cosita, contagiandonos al peque y a mi de ilusión y excitación suficientes para celebrar por todo lo alto cualquier bobada. 
.
Tal vez por eso no me toca nunca la lotería: afortunado en amores
.
.
P.D.: echo de menos al calvo. Ya era como el Papa Noel de la lotería, cachis.
.
.
Y para rememorar viejos tiempos, aquí os dejo una web con los anuncios de lotería de años anteriores, nacionales y de fuera de las fronteras:´
.

 http://www.goear.com/files/localplayer.swf

1 diciembre, 2007

Pues a mi me gusta, ¿qué pasa?

.
 .
Está de moda renegar de las fiestas, del Halloween invasor, del San CorteInglés de los enamorados y, sobre todo, por encima de todas las cosas, es de buen tono renegar de las Navidades, de su Papa Noel rojo CocaCola, de las compras compulsivas, el espíritu consumista, de las luces de neón y el bombardeo publicitario, los villancicos enlatados, las gentes, los mogollones, las prisas, los agobios, los tráficos, los anuncios pastelones y las peliculas baratas y sensiblonas mil veces repetidas año tras año…
 .
Pues a mi me gusta.
 .
Qué le vamos a hacer… Ya se me saltó ayer la lagrimilla de cada año con el “vuelve, a casa vuelve” del mismo anuncio de siempre. Y hoy llenamos el carrito de Carrefour de espumillón y bolas rojas y doradas. He comprado unas piñas pequeñitas de purpurina, aunque sé de seguro que lo pringarán todo y al año que viene ya no valdrán para nada, pero he sido feliz escogiéndolas como si fueran la cosa más importante del mundo, y unos instrumentos musicales chiquitines porque pienso que le gustarán al peque. Y no hemos comprado más, porque no queremos perder la ocasión de que él elija algunos adornos y compartir su efervescencia entusiasmada, y sus “¡me lo pido!” en el pasillo de los juguetes (Dios Bendito, qué precios tienen los juguetes…). Pondremos la casa hecha un Cristo, porque no tenemos mucha maña en eso de la decoración doméstica, y pasaremos los próximos meses contemplando las luces hipnóticas del árbol y el super Misterio precioso que me compré el primer año de vivir aquí, porque una Navidad sin Belén vale, pero sin Sagrada Familia por lo menos…
 .
Se nos llena la cabeza de ilusiones planeando el puente de la semana que viene, cuando decoraremos el árbol y la casa con el niño. Y se nos llena el corazón de Navidad desde que asoma el primer frío, aque aquí viene a ser hace cuatro días, como si la Navidad fuera un eterno abrazo con chocolate caliente ante una chimenea encendida. Puede que no sea así, ¿pero qué más da, si la sentimos? Si somos tan tontos para emocionarnos aún con los anuncios de la ONCE, de llorar a moco tendido con Qué Bello es Vivir las veces que haga falta, de disfrutar las luces aunque sean de neón y llevar gorritos de PapaNoel por la calle y en el trabajo si hace falta… Que planeamos comprar un jamón como si no lo hubiéramos comido en la vida.
 .
Puede que sí, que seamos unos consumistas egocéntricos y despilfarradores, que somos egoistas porque no tenemos en cuenta a quienes no pueden como nosotros gastar en tonterías y ni para pan tienen, que somos hipócritas porque olvidamos el sentido religioso de estas fechas… Pero de lo que estoy convencida es de que no hemos olvidado el auténtico sentido de la navidad, por ateo que sea alguno de nosotros, porque si es el amor y la celebración de la familia, a nosotros nos rebosa sentido navideño por las orejas.
 .
Anoche llegó diciembre y le dimos la bienvenida desnudos, acurrucados bajo la manta, bebiendo champán y viendo Crónicas de Narnia. Y fue bonito.
 .
Qué le vamos a hacer, a mi me gusta la Navidad. Y me importa un bledo si está o no de moda renegar de ella.
 .
Y además tengo un belén de los clic de playmobil, regalo de mis bugambitas, que puede que no sea muy ortodoxo, pero juego da un rato. Y si no, que le pregunten a Sergio… ¿Y no es para eso y para ellos (y para nosotros) la Navidad?
.