Ya veremos…

25 noviembre, 2010

Feliz 25 de Noviembre

El 25 de noviembre de 1960, tras varias detenciones, torturas, violaciones, liberaciones y redetenciones para volver a empezar, las tres hermanas Mirabal conocidas como “Las Mariposas” (sobrevivió una cuarta Mirabal que no era mariposa), fueron asesinadas por orden del dictador Trujillo, por su constante oposición al régimen, su militancia política y empecinamiento en defender la democracia perdida, su popularidad y, según algunas versiones, alentado también por el rechazo amoroso de una de ellas. No fueron fusiladas ni se les dio pena de muerte oficial, como suele pasar a los militantes acusados de traición en estos casos, si no que fueron estranguladas y apaleadas para simular un accidente, que no coló.

Su muerte fue la gota que colmó el vaso de la paciencia de una República Dominicana ya muy harta, y marcó el principio del fin para el régimen de Trujillo. Y de rebote, nos señaló otro “Dia Internacional de…” para colocar en el calendario, desde que en 1999 la Asamblea de las Naciones Unidas aceptó la fecha homenaje, propuesta por su país natal.

 

Hoy llenamos el facebook de mensajes solidarios, recordamos canciones (yo soy adicta a “Lo Que Ana Ve”, de Revolver), tomamos por bandera ojos morados, labios partidos y coronas de flores tardías. Pero la mayoría de las mujeres a las que dedicamos el 25 de noviembre no tienen más guerra que la que se esconde tras los muros de sus casas y no lideran rebeliones, ni siquiera la suya. La mayoría, como la mayoría de nosotros, no tienen ni la más remota idea de quienes fueron las hermanas Mirabal. Y tengo la sospecha de que en poco se sentirán identificadas con Las Mariposas.

No me gustan “Los Dias Internacionales de…”, ni las leyes sexistas, ni el recuento morboso de muertes en que nos sumen día a día los medios de comunicación y organismos oficiales. Es más, aunque dicen que el macabro listado crea conciencia, yo no lo tengo tan claro y temo que más que concienciar, tanta publicidad dé ideas y anime al que esté dudoso a dar el salto y se convierta en protagonista de la próxima noticia. Preferiría que publicitaran menos las muertes y tragedias, y más las penas y sentencias condenatorias por maltrato, que igual sale más a cuenta como medida disuasoria. A ser posible las sentencias ejemplares, claro, que jueces hay pa’to y algunos se lucen. Igual es más positivo mostrar y recontar una y otra vez, hasta provocar el contagio, otras cosas más productivas: historias con final feliz gracias a las denuncias de familiares, amigos, vecinos, compañeros…

Como no podía ser de otra manera, también con motivo de esta fecha tenemos propuesta literaria para nuestra biblioteca particular:  “En Tiempos de las Mariposas”, novela de la escritora dominicana Julia Álvarez. Fue llevada a la pantalla con Salma Hayek de protagonista (y productora), así que la tenéis disponible en película, para quienes quieran ahorrar tiempo y tinta, o simplemente, prefieran una tarde de cine. Eso si, ni me lo he leido, ni he visto la peli, ni ando con tiempo para prometer que lo buscaré en la biblioteca… así que mi propuesta queda en “si alguien gusta…”

Y aunque ya dije que mi fijación perpetua es Lo Que Ana Ve, esta vez me quedo con La Bella y La Bestia, de Porta y Norykko, por eso de que es más modernito y la verdad, describe bastante bien la espiral creciente del cuento de amor que se convierte en pesadilla. Perdonad que no eligiera un video lleno de golpes… preferí uno lleno de signos.

Niñaassssss. ¡¡No creerse jamás el “no sé qué pasó, te quiero con locura, jamás volveré a ponerte la mano encima”!! Los cuentos de hadas de verdad, igual son más prosaicos, pero en ellos los príncipes son compañeros de trayecto y cargas, no limitan ni tus sueños ni el largo de tu falda, y sus pasos en el rellano nunca traen el miedo.

…Me has convertido en un número más…

    

Anuncios

11 comentarios »

  1. A los buenos días: También me rechinan los dientes ante los días “internacionales de” y no sé que decirte de publicar las listas de muertas, pero te puedo contar una anécdota muy personal. Si me lo permites te cuento, y si quieres borra, me temo que me alargaré.
    Primero decirte que según he vivido estas cosas, no las amorosas, pero sí otras, que son las que me hacen pensar que el maltrato no va sólo de la mano de un ahora, de un mal momento, de un hombre o mujer o gamba celosa, ni tan siquiera de un fracaso amoroso, el maltrato, para mi es una rueda donde alguien tiene que decir hasta aquí.
    He contado muchas veces que mi madre me pegaba desde bebé, pero antes, le pegaba su madre, incluso ya estando casada, y también su marido, es decir mi padre. Cosa que si nos descuidamos sigue haciendo. Y no por disculpar, eso no tiene disculpa, pero ambos, mis padres son maltratadores por tradición, te diré que si mi padre esta tranquilo, si te apuras cariñoso, ella, mi madre la “arma” lo provoca para una nueva pelea. Hemos intentado que se separen desde que tengo uso de razón, y no hay manera, ni promesas del no lo haré, ni de uno ni de otro. Eso sí, si les llevas a una reunión, sobre todo a mi madre donde hablen del maltrato, se apunta al carro no veas como, es más, se apuntó a la asociación de mujeres maltratadas, como ellas otras tantas, llorar parece que les gusta, pero me da que solo buscan el papel de mártir, el que han visto hacer a sus antecesoras.
    No son gente que le guste ni milite esas posturas masocas ni similares, es simplemente tradición, esa, que contaba que la mujer que era buena y nunca hacía falta echarle la mano encima, agachate caballero que tus cuernos se dan con la puerta… pues una mujer era de un hombre desde la cuna aunque se casaran o se unieran cuando cumplieron 50 años, pues siendo viuda, era otro tema.
    Habrás escuchado como chiste, seguro, “mi marido no me pega” lo decían los Martes y Trece en una muy buena parodia, y ejke, te sonará extraño, pero si en una reunión de silla femenina, de esas de la calle al fresco, una mujer no comentaba o no tenía cardenales regalados por su marido, no la trataba como una reina, no, ni era de respeto, qué va, al tipo le acaban encontrando posturas de “maricon” o de que andará con queridas.
    Por tanto, todo esto del respeto, de la igualdad, es tan nuevo, que muchas mujeres han sido, al igual que mi madre, al igual que otros hijos, como me pasó a mí, no por todo lo que dicen de la violencia de género, no, es algo más cruel, era y por desgracia es tradición. Así de… es esto, me faltan palabras, y te diré que aún queda mucho de esto incluso en jóvenes.
    Si te cuento todo esto es por ponerte en antecedentes, para que imagines por un segundo, no pierdas más tiempo que un segundo, como es la vida de esta gente, y sus casas, puedes creerme, las paredes y cimientos aguantan sin problemas un terremoto aún siendo de paja, pues si a algo están acostumbrados es a las tensiones, a los gritos, a la falta de respeto.
    Me he alargado mucho lo siento, ahora te contaré la anécdota:
    Estábamos reunidos en un merendero que tienen mis padres, andábamos con un torneo de mus, en plan vecinos, como me encanta jugar al mus allí estaba, ya admiten una mujer para jugar, es más, ahora les encanta, se han dado cuenta tarde. Ah, te diré que había de todo, hombres desde 30 a 85 años, mi padre tiene 68.
    Salió en la tele, que se queda acompañando de fondo una de esas noticias de muerte de género y todos comentaron lo mismo: “qué cabrones, sarnosos, etc. y etc., qué eso no era de hombres, que era de enfermos”
    Acabaron las partidas y llegó la mujer de uno de ellos, sin miramientos, en la puerta, que es donde está el perchero, empezaron a discutir mientras ella le colocaba la chaqueta, el donde has estado puta, era de lo más suave que él la decía. Ninguno dijo nada, yo sí, me cabreé, y les llamé la atención, e incluso ella, la que recibía ese trato vejatorio afirmo: que lo que ellos hacían, eso no es lo que decía la tele, pues quién no va hacer esto, estas cosillas de matrimonios, que eso que hacían ellos no es maltrato, que insultar a una mujer ni darle de vez en cuando una hostia… que eso no era de lo que hablaba la tele.
    Bueno, me enrollé mucho, pero con estas cosas me temo que tienen que pasar muchos años y lavarse muchas mentalidades, sobre todo que una mujer diga: Basta.
    El gran problema creo, que de boquita, muchas mujeres dicen, no aguanto, no me hará más, pero si su pareja cambia y en su casa se hace la “paz”, empiezan a pensar que ya va llegando la muerte, esa que acaba con todo, esa que indica ya no eres nada, pues mujeres de la edad de mi madre, me tocó hablar con ellas en plan, “niña que conocen de siempre” y en su pena, invadidas por una depresión que el medico trataba con antidepresivos… pero me contaban, en esas charlas de mujer a mujer, ellas enseñando y yo aprendiendo, creo sin darse cuenta, que si algo echaban de menos era ese tiempo donde todo eran peleas en casa, en la cama… pues significaba que aún podían gustar a otros hombres, ya viejas, ellos ya no estaban alertas, nadie las iba querer como ellos sospecharon que podían quererlas y desearlas otros cuando eran jóvenes. En fin.
    Cienes de besitos pal andando y cienes de y pico de abrazos.
    Shi

    Comentario por Shi — 26 noviembre, 2010 @ 9:06 | Responder

  2. Después de mucho investigar… he descubierto que no hay manera de enviar un mensaje privado por aqui a los comentaristas, ni a los propietarios de los blogs. No hay ningún acceso privado, ni emails, ni na, un rollo. Esto en myspaces no pasaba.

    En fin…

    Gracias por compartir tu experiencia, Shi.

    Aprender a distinguir las señales del maltratro, diferenciar una relación sana de una que no lo es, el amor de la posesividad insana, reconocer al maltratador… es una de las cosas que más cuesta. A nosotras a lo mejor nos parece fácil, pero a la que lo vive le cuesta un montón, requiere mucho trabajo con ellas para que aprendan a distinguir las conductas y perfiles del maltratador.

    Las mujeres que han vivido en la violencia tienen normalizadas muchas cosas que son barbaridades y que otras jamás toleraríamos. Nos sorprende que ellas no vean cosas tan obvias, los insultos, el tono de la voz, los comentarios despectivos ante otras personas, un empujón… No digamos ya esas pequeñas indicaciones que igual a nosotras nos hacen saltar la alarma antes incluso de llegar a ponerle nombre, como cuando de jovencita notas que algo no va bien en tu novio y no sabes especificar si es porque tuerce el gesto cuando hablas con amigos, o si porque se mosquea si usas minifalda…

    El hecho es que el maltrato y la violencia nunca es algo que surja de la noche a la mañana; es más bien como eso de la rana metida en agua fría que le vas subiéndo la temperatura poco a poco y acaba muriendo hervida, pero no salta fuera porque ni se da cuenta.

    Por eso pienso que los cursos de defensa personal que salen en la tele tan estupendos, como si fueran una solución fantástica contra la violencia de género, no sirve. Sirven para enfrentarte a atracadores, no a tu pareja.

    Y si acaso valen para aquellas que se dieron cuenta de que el agua hervía y dijeron “hasta aquí llegamos”, para resistir y protegerse de las represarias. Pero el problema empieza mucho antes de que llegue la primera bofetada; Cuando una mujer tiene que recurrir a técnicas de autodefensa con su pareja, la relación ya está en un punto muy malo y ella muy metida hasta las cejas, sin autoestima, culpabilizándose, aterrada, confusa, machacada… ni se le pasa por la cabeza aprender a hacer llaves de kárate a esas alturas.

    Comentario por Chus — 26 noviembre, 2010 @ 10:42 | Responder

  3. Hola. Te he encontrado en el Blog de Amalia.
    Me ha gustado mucho el post sobre “las Mariposas”. Una historia que parece irreal si no fuera porque, desgraciadamente, es muy real.
    Creo haber leído en alguna ocasión que el nombre “Mariposas” viene porque una de ellas la utilizaba como nombre secreto.
    Que vida más horrible y a pesar de ello, llena de compromiso. Ya sus padres sufrieron la represión.
    En fin, muy, muy duro i triste.
    Seguiré tu blog.

    Nota: he leído el comentario que hay en este post y también tu respuesta. Me parece que si hay una manera para contactar sin que se haga público como sucede con los comentarios.
    Has de ir a tu escritorio al apartado “Crear Página”, una vez allí, solo has de copiar este texto:
    “[contact-form]“
    en la página que estás creando y luego la has de publicar y al momento tendrás una nueva página en una pestaña a la que puedes llamar: Contacto, Para Contactar Conmigo…o como quieras.
    No sé si me he explicado bien. Si quieres ver lo que te digo mira en mi blog: trt2009.wordpress.com , veras que en la parte superior hay 3 pestañas, una de Página de Inicio, otra de Yo mismo y la tercera Para Contactar.
    Cuando alguien utiliza está página y te deja algo escrito tu lo recibes en el correo electrónico que tengas declarado en WordPress.
    Tu tienes otro tema (yo tengo Coraline i las páginas van arriba) y no se donde se te colocará la página pero puedes probarlo.
    Si tienes algún problema, mira en ayuda de wordpress o me escribes e intentaré ayudarte.

    Comentario por Tomàs — 26 noviembre, 2010 @ 16:13 | Responder

    • Pues muchísimas gracias!!!

      Investigaré eso que me cuentas para los contactos, aunque era porque quería haber comentado una cosita a shi en privado… y si ella no lo tiene, estamos en las mismas. En myspace casi todo el mundo tenía la posibilidad de contactar en su perfil. Aquí se puede programar para añadir al perfil un email, por lo que me ha parecido ver… pero como no viene de serie, poca gente lo tiene puesto.

      Voy a fisgar por tu blog ahora, jejeje…

      Comentario por Chus — 26 noviembre, 2010 @ 18:03 | Responder

      • Hola. He recibido un aviso por gmail diciéndome que te has suscrito a mi blog. Gràcias. Yo también me he suscrito al tuyo, des de “mis suscripciones”.

        Siguiendo con lo dicho antes: Si tienes una página de Contacto, cuando una persona te escribe lo recibes en tu email i por tanto puedes ver su email, con lo cual ya puedes contactar en privado con esa persona.

        Nos vemos.

        Comentario por Tomàs — 26 noviembre, 2010 @ 19:30

  4. Buenos días Chus, despues de leer tu entrada, me doy cuenta que coincidimos en todo practicamente!
    tuve la suerte de ver la película interpretada por Salma Hayet, está estupenda.
    En cuanto a los dís D, creo que no sirven para nada, sólo para lavar las conciencias de “algunos”
    sino por qué cada año hay más muertes? algo está fallando en nuestra sociedad, cada día más machista.
    Este tema me pone muy triste Chus, creo que deberíamos luchar a diario y con mucha más fuerza!!
    Por cierto después de leer el comentario que le has hecho a Tomás, me alegra pertenecer a una de tus poquitos amigos, porque tú así lo quieres claro porque sino tendrias muchísimos más mujer solidaria!!
    Besotes y gracias

    Comentario por carmela1 — 27 noviembre, 2010 @ 7:05 | Responder

  5. Estoy, en parte, de acuerdo con vosotras en lo de los “días de…
    Digo en parte porque quienes trabajamos con adolescentes, que están iniciando sus primeras relaciones, vienen bien algunos de estos días para hablar a l@s crí@s en que no todo vale, de que el acaparar, el aislar, el que tú no te vistes así… eso no es querer, es aislar.
    En ocasiones ha dado su fruto, en alguna otra no.
    Muy buena la canción, no la conocía; la historia de las hermanas Mirabal, sí.
    Por cierto, no veo tus publicaciones.

    Comentario por Mayson — 29 noviembre, 2010 @ 16:13 | Responder

  6. ¿Cómo que no ves mis publicaciones? Ein???
    ¿Qué publicaciones? ¿No ves las entradas que tengo escritas en mi blog? ¿O que no te llegan avisos de las nuevas? ¿O las notas que dejo en el tuyo? ¿O es cuestión de gafas?

    Con tanta mudanza… todo cabe.

    Comentario por Chus — 29 noviembre, 2010 @ 18:53 | Responder

    • Bueno, gafas llevo, tipo señorita Rotenmeyer. Cosas de la edad: presbicia, hija.Jajjjaja
      Digo que no veo tus actualizaciones en mi página principal de WLS; pero cómo he visto que se pueden recibir las actualizaciones vía e-mail, rauda y veloz acciono la tecla.

      Comentario por maysonyo — 8 diciembre, 2010 @ 16:27 | Responder

  7. Tenemos acumulación de los días de….
    Estoy totalmente de acuerdo con lo que ha puesto Shi, la violencia es demasiado gratuíta y llega un momento que la aceptamos con normalidad. Ya no solomante existe el bofetón diario por cualquier motivo, ahora también existe el más sofisticado…”¿quieres decir que si te comes este pastelito no se te va a poner en el michelín?, ¿que sales de cena con los amigos?, los niños se van a extrañar, mejor te quedas en casa y estamos todos juntos. “que te han ascendido en el trabajo ? ¿que vas a tener que viajar? ¿ya te lo has pensado bien? y….”¿quien llevará la casa?…Es una manera muy sibilína de cortarte las alas.

    Por mi trabajo conozco casas de acogida y en muchos casos son ellas las que dan la dirección a su maltratador para que vaya a buscarlas o quedan con ellos a escondidas de sus educadores.
    Es realmente un problema p.q. no saben decir “hasta aquí hemos llegado”, tienen demasiada dependencia emocional, y lo peor es cuando también la tienen económica.
    Los hijos viven en una situación de constante violencia y llega un momento que lo ven como una cosa normal, luego son ellos los que maltratan.

    De todas maneras, pienso que también hay que luchar y mucho por aquellas que no pueden ni quejarse como las mujeres en la India que las queman por cualquier motivo, en Afaganistán, en Irak, las lapidaciones, las ablaciones…. estas mujeres viven y mueren olvidadas. Nadie les llora.

    Un abrazo Chus y compañía !!!!!!!

    Comentario por Amàlia — 29 noviembre, 2010 @ 19:51 | Responder

  8. […] hice otros años y ayer me pilló sin pc. Pero no dejéis de pasar por la entrada de entonces  (“Feliz 25 de noviembre”)y ver el vídeo del rap “La Bella y la Bestia” en lengua de signos, una […]

    Pingback por Fuiste tú… (cuántas despedidas!) « Ya veremos… — 26 noviembre, 2012 @ 10:19 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: