Ya veremos…

11 junio, 2012

Tocamientos en morse

Filed under: Grandes frases — Chus @ 11:59
Tags: , , , , ,

.– .. .-.. .-.. -.– — ..- — .- .-. .-. -.– — .

 -.– . … 

– will you marry me?
– yes

.

Así se declaró Tomas Alba Édison a Mina Miller, su segunda esposa. Y así le contestó ella. En morse.

El morse se convirtió en un lenguaje privado entre ellos, y dicen que en las noches de teatro, sentados en sus butacas, él taquigrafiaba con sus dedos comentarios sobre la pierna de ella, en un íntimo diálogo secreto.

Iba a hacer unos comentarios sobre el origen de su sordera (escarlatina infantil, no porque le agarraran de las orejas, como dice la wikipedia), y sobre aquel profesor que sólo ejerció con él tres meses y lo despidió asegurando que era un alumno estéril e improductivo,… pero no.

Lo voy a dejar así.  Me quedo con la imagen de los tocamientos en morse que recoge el libro “Las 1001 fantasías más eróticas y salvajes de la Historia”.

Con esa imagen romántica del amor buscando canales nuevos de comunicación, cambiando voz por tacto y tejiendo complicidades.

 .

11 abril, 2011

Juana la Loca, la Cautiva de Tordesillas

.

Soy la soberana de Borgoña, también de esta tierra y de Castilla,
pero también quiero ser tu mujer , tu hembra y tu puta.

.

Tal día como hoy murió Juana de Trastamara, Reina de Castilla, de Aragon, de Granada y de Navarra, hija segunda de los Reyes Católicos y bajo cuya corona se hizo realidad el sueño de unificación de sus padres. Madre de seis hijos, todos asentados en tronos reinantes, dos de ellos emperadores. 

Y al final, como mejor la conocemos, es como Juana la Loca. La que acompañaba por los páramos el féretro de su marido, la que vivió 47 años recluida en Tordesillas, prisionera de los suyos, de su padre, de su hijo… La que vivió mucho sin vivir nada, porque nada dejaron en sus manos, salvo el poder de enamorarse.

Hace cosa de un año leí “Juana la Loca, La cautiva de Tordesillas“, de Fernández Álvarez. Y hoy, que me levanté con ansias de hablar de amor pero sin decisión para ponerme a ello, al ver que es aniversario de la Reina enamorada, me acordé del libro y pensé en recomendároslo.

Hay que reconocer que puestos a estudiar historia, Juana I es una de las figuras más atractivas, con ese melodrama de amor y locura a rastras (o no tanta locura, tal vez). Y este libro seguramente una de las mejores recomendaciones, ya que el rigor histórico y las citas frecuentes a documentos y textos de referencia, comparten en él espacio con un ágil relato de la dramática historia de la reina. De tal manera que al tiempo que consigues una imagen política y social de la época y de los acontecimientos que fueron deviniendo durante la larga vida de Juana, te permite disfrutar de un relato ameno y emocionarte con las desgracias de una mujer sola y vulnerable, abandonada entre sus cuatro muros y sus penas, incomprendida y víctima de las grandezas políticas. Ni novela rosa, ni coñazo histórico, ambas cosas bien mezcladas. Me gustó mucho su lectura, y como suele pasar con las novelas históricas cuando están bien hechas, me permitió enlazar figuras y acontecimientos que aprendí de cría como lecciones aisladas y que aisladas seguían, sin saber bien dónde ubicarlas, quién es quién en el tapiz histórico, qué pasó antes, qué después… Por ejemplo, siendo castellana, no acababa yo de tener ubicados a los Comuneros en relación con la época de los Reyes Católicos y sus herederos, ni tenía idea de que Juana fuera su candidata al trono y que su negativa a tomar las riendas del trono firmando la sanción contra su hijo echó al traste el levantamiento. Con los años, eso de poder dar sentido a las puntadas sueltas en mi memoria de todo lo que aprendí va siendo, cada vez más, una fuente de placer. Me gusta rescatar lo que “conozco” o “medio sé” y pasar comprenderlo.

.

¡Loca porque te quiero hasta la locura!
¡Loca porque quiero que seas mío!
¡Loca porque no quiero que busques en otras lo que yo se darte y me sobra!
¡Loca porque aspiro a engendrar y parir tus hijos, loca, loca de amor !…

.

Las citas no son del libro, si no de los diálogos de la película de Vicente Aranda. Me encanta la primera, esa reinvindicación de la mujer enamorada más allá de las cuestiones de estado. Otra buena recomendación para hoy.

.

18 marzo, 2011

Sábado de pleamar y locuras

“Y la luna llena
Por los cielos azulosos, infinitos y profundos esparcía su luz blanca,
          Y tu sombra
          Fina y lánguida,
          Y mi sombra
Por los rayos de la luna proyectada
Sobre las arenas tristes
De la senda se juntaban
          Y eran una
          Y eran una
Y eran una sola sombra larga!
Y eran una sola sombra larga!
Y eran una sola sombra larga!”

Nocturno, fragmento. José Asunción Silva

 

 

No es verdad que la luna nos rodee con círculos de plata… si acaso, elipses. Y porque esas formas argénteas son elípticas y no circulares, resulta que unas veces se acerca más (perigeo) y otras se aleja (apogeo); Y así como no siempre es igual esa distancia que se interpone en su danza entre su sitio y el nuestro, tampoco le pilla siempre mirándonos en igual pose, a veces está nueva, a veces crece o mengua…

Total, que mañana 19 de marzo, dia del padre (papá, mira al cielo, ¡¡te regalo una luna!!) la luna llena tendrá lugar a menos de una hora de su perigeo, así que tendremos una enorme y brillante luna llena, más grande y más brillante que otras noches pasadas y más grande y más brillante que muchas otras que vendrán, porque sólo cada 18 años, más o menos, se nos acerca tanto y tan bien colocadita. La llaman Super Luna, y algunos incluso Super Luna Extrema, que suena un poco a pokemon sideral.

Dicen que no la vimos tan enorme y cercana desde 1983, sin contar con la de Jim Carrey en “Como Dios”.

Se preveen mareas con pleamar y bajamar, según algunos, “las más fuertes de la historia”, (tampoco pa’ tanto, que poquita memoria histórica tenemos… Eso sin contar que la tierra y la luna se fueron separando a lo largo de millones de años y que hace varias eras había mareas de kilómetros de altura), y hasta dicen que frente a las costas de Cadiz, la bajamar del sábado dejará visible la Atlántida. ¿Qué nos apostamos que no?

Como es habitual en el ser humano, ya he visto por ahí muchos mensajes catastrofistas que asocian estas super lunas con los desastres naturales, recordando super lunas anteriores que coincidieron con otros episodios catastróficos, como el terremoto de Indonesia en el 2005. Supongo que es algo inherente a la especie: nos encantan las predicciones del fin del mundo y los cuentos de terror. Incluso algunos la culpan del reciente terremoto de Japón. Pero la Nasa dice que pese a los muchos años de investigación que llevan acumulados, no hay ningun indicador que asocie la actividad lunar con los movimientos sísmicos. Y que en 1983 y otras fechas con lunas gigantes, no pasó nada. Y que los terremotos pasan por causas conocidas, y que los efectos de la atracción lunar ocurren cuando está cerca, no dias antes,… Vamos, que no.

 

Lo que sí es verdad, es que el sábado, si no hay nubes, tendremos una noche tan espectacular que será pecado no mirar al cielo. No siempre hay espectáculos de belleza preprogramada, así que me niego a embotar la ocasión con alarmas que me tapen la luz de semejante luna. Elijo la luna de los poemas y las canciones. Yo quiero tender a ella y que me atraiga sin remedio y mueva mis hilos, perder un poco la calma, dejarme llevar por la especial experiencia que esta noche nos brinda, no estropearlo escuchando pájaros de mal agüero.

Dicen en “Hijos de las Mareas” (otro dia os lo recomendaré, precioso), que estamos creados en gran medida por agua, lloramos agua salada, nuestra sangre es en gran parte agua salada…  Somos mares contenidos. Debe ser cierto, y por eso la luna nos provoca mareas y locuras, y nos sorprende con pleamares de deseos húmedos, roturas de aguas, melancolías líquidas…

Porque quiero y el cielo colabora, preveo un sábado de amantes y tactos, de atracción magnética, olas rumorosas, espumas de besos y eléctricos finales. Un perigeo de cuerpos que orbitan y se buscan…

Yo pondré por mi parte, el cosmos ya me pone el satélite.

Os deseo que encontréis la piel perfecta en la que perderos bajo esta luna, o que su luz os muestre nuevos caminos que os lleven hacia ella. Que os traiga pleamares!!!

Así que para ir abriendo boca, un poema de sexo y luna:

Qué sábanas de yerba y luna llena
envolvieron el acto decisivo.
Qué mediodía sudoroso y vivo
enjalbegó la noche de azucena.

Por las esquinas verdes del encuentro
las caricias, ansiosas, se perdían
como en una espesura, cuerpo adentro.

Dios y sus cosas nos reconocían.
De nuevo giró el mundo, y en su centro
dos bocas, una a una, se bebían.

La luna nos buscó desde la almena , fragmentos. Antonio Gala

Y para ponerle banda sonora, vendría bien aquello de “bajo la luz de la luna, yo te amé” de los Rebeldes, pero peca de triste y cursi (aunque después de elegir entre tantos poemas con lunas, un poema de Gala, lo de cursi igual sobra un poco. Habría que encontrar alguno más sexi, que seguro que hay), así que os dejo que elijáis entre Lunade Victor Manuel (me gusta la versión cantada con Miguel Rios)

Cansado estoy de ladrarte luna
cansando estoy de mirarme en ti
si voy si vengo siempre me juzgas
decides siempre por tí por mi
suelta las riendas por favor
que apenas puedo ser quién soy

Luna llena, invisible son los hilos que manejas
Luna llena, siempre envuelta en un alo de lunática tristeza.

O Con la luna llenade Melendi, que la tengo un especial cariño porque, entre nosotros… algo así veo en sus ojos cada vez que me mira el ser alrededor del cual orbita mi atracción lunar:

“Porque te quiero como el mar, quiere a un pez que nada dentro
Dándole de respirar, protegiéndolo del viento
Porque te quiero dibujar, desnuda en el firmamento
Pa hacer toavía ma bonito, ma bonito el Universo…”

 

 ¡Y vale ir empezando hoy! 

 

 

15 marzo, 2011

URGE INTÉRPRETE

Filed under: Cosas del dia a dia — Chus @ 8:21
Tags: , , , ,

URGE INTÉRPRETE:

 

Los domingos, cuando coincide que nos toca peque y no tenemos lluvia, paseamos por Terra Natura . Y algún día de lluvia también lo hicimos y lo pasamos genial, disfrutando el parque vacío y una coral de sonidos y olores diferente a la habitual. Es un buen sitio para pasear, mucho mejor que un centro comercial: te pegas unas buenas caminatas, te da el sol y el aire, echas un vistazo a las plantas y los bichos que, aunque te los sabes de memoria, de vez en cuando hay novedades; y a veces alguno de los habituales te obsequia con sorpresas, como aquel dia que pillamos a los tigres jugando con el agua como niños locos de secano recién soltados en una playa.

Pues resulta que en el Terra Natura de nuestros paseos una oropendola macho de nombre  Schwarzenegger (cachondeo de los cuidadores) lleva años cortejando todos los febreros a Nuez, una cigüeña maguari, ante la pasmada indiferencia de esta última. Perserverante pese a la frialdad de su amada, indiferente a la discrepancia de especie, talla y colores, el pajarillo lleva años persiguiendo con sus trinos y danzas rituales al singular objeto de sus amores.

 

Mientras tanto Nuez guarda un luto de momento inquebrantable desde la muerte de su medio limón, hace unos años, e ignora por todo lo alto al resto de los machos de su especie y, sobre todo, los intentos de su caprichoso pretendiente. Es más, aunque algún día decida volver a emparejarse , dudamos mucho que opte por una oropéndola.

 

 

Por todo eso,  

¿alguien sabe decir en oropéndola
“NO TRATES COMO PRIORIDAD A QUIEN TE TRATA COMO OPCIÓN”?

 

 

   

22 junio, 2010

Domingo desde el balcón

Filed under: Cosas del dia a dia — Chus @ 7:58
Tags: , , ,
Cosas del dia a dia…

Los dos apostados en el balcón de Torrevieja, pudimos ver justo esos momentos desde que el sol empieza a despuntar hasta que rompe el horizonte, como “una gran bola de fuego” (tópico, pero exacto)

Si es que no hay como levantarse a hacer pipí en el momento justo…

17 noviembre, 2009

Carta de amor

Ando sin inspiración y de momento no tengo ganas de criticar los comentarios de nadie, aunque seguro que si me pongo encuentro algun palabro perplejeante reciente, salen burradas a diario. Tampoco me apetece sacarle punta a ningún drama, aunque sólo de pensar en el caso de Marta y en los imbéciles que crean grupos de apoyo al asesino… Y al pensarlo me vienen a la cabeza otros casos en los que te preguntas cómo puede la maldad encarnarse de tal manera, y encontrar aún así siempre quien se compadezca de ella y la apoye y sostente. Aquel chaval que violó y arrancó los ojos con las manos a una joven para avandonarla después al creerla muerta y para quien también se pidió clemencia y libertad “porque la condena completa de 25 años arruinaría su vida” (de momento lleva 9 de prisión, en abril se rechazó su última petición de indulto). Aquella panda de chavales que violaron, golpearon, atropellaron repetidas veces disfrutando el crujir de los huesos y quemaron viva a Sandra…  

Y yo que decía que no quería…

Nada, no voy a darle más vueltas, que seguro que se me ocurren más barbaridades sobre las que reflexionar.

Así que como no he oído en la radio ninguna noticia alegre, salvo que el “quien te tienta a las nueve treinta” salió bien (una casi siente como un fracaso personal cuando el tentador es rechazado, ¡me gustan los finales felices!), ni sé de ninguna anécdota trivial que pueda traernos desde la actualidad o desde el dia a dia una sonrisita improvisada… pues voy a compartir un texto que me envió ayer tetxu, una de mis bugambitas de paspasdigamelon. Y luego paso al marujeo doméstico (puaj) y a estudiar valenciano, que esto se va complicando de clase en clase.

Se trata del texto “Bienes comunes”, ganador del Concurso Antonio Villalba de Cartas de Amor, y pertenece a Susana López Rubio.

¡Que lo disfrutéis! (aunque tampoco es muy feliz que digamos…)

BIENES COMUNES

Estimada Cristina:

Ayer recibí una misiva de tu abogado donde me invitaba a enumerar los bienes comunes, con el fin de comenzar el proceso de disolución de nuestro vínculo matrimonial.  A continuación te remito dicha lista, para que puedas solicitar la certificación al Notario (…) y tener listos to dos los escritos antes de la comparecencia ante el tribunal.  Como verás, he dividido la lista en dos partes. Básicamente, un apartado con las cosas de nuestros cinco años de matrimonio con las que me gustaría quedarme y otra con las que te puedes quedar tú.

Para cualquier duda o comentario, ya sabes que puedes llamarme al teléfono de la oficina (de ocho a cuatro) o al móvil (hasta las once) y estaré encantado de repasar la lista contigo.

COSAS QUE DESEO CONSERVAR:

La carne de gallina que salpicó mis antebrazos cuando te vi por primera vez en la oficina.
El leve rastro de perfume que quedó flotando en el ascensor una mañana, cuando te bajaste en la segunda planta, y yo aún no me atrevía a dirigirte la palabra.
El movimiento de cabeza con el que aceptaste mi invitación a cenar.

La mancha de rimel que dejaste en mi almohada la noche que por fin dormimos juntos.
La promesa de que yo sería el único que besaría la constelación de pecas de tu pecho.
El mordisco que dejé en tu hombro y tuviste que disimular con maquillaje porque tu vestido de novia tenía un escote de palabra de honor.
Las gotas de lluvia que se enredaron en tu pelo durante nuestra luna de miel en Londres.
Todas las horas que pasamos mirándonos, besándonos, hablando y tocándonos.
(También las horas que pasé simplemente soñando o pensando en ti).

COSAS QUE PUEDES CONSERVAR TÚ:
Los silencios.
Aquellos besos tibios y emponzoñados, cuyo ingrediente principal era la rutina.
El sabor acre de los insultos y reproches.
La sensación de angustia al estirar la mano por la noche para descubrir que tu lado de la cama estaba vacío.
Las nauseas que trepaban por mi garganta cada vez que notaba un olor extraño en tu ropa.
El cosquilleo de mi sangre pudriéndose cada vez que te encerrabas en el baño a hablar por teléfono con él.
Las lágrimas que me tragué cuando descubrí aquel arañazo ajeno en tu ingle.
Jorge y Cecilia… Los nombres que nos gustaban para los hijos que nunca llegamos a tener.

Con respecto al resto de objetos que hemos adquirido y compartido durante nuestro matrimonio (el coche, la casa, etc) solo comunicarte que puedes quedártelos todos. Al fin y al cabo sólo son eso: Objetos.

Por último, recordarte el n º de teléfono de mi abogado (…….) para que tu letrado pueda contactar con él y ambos se ocupen de presentar el escrito de divorcio para ratificar nuestro convencimiento.

Afectuosamente, Roberto.

28 septiembre, 2009

Hasta en facebook se encuentran cosillas…

Filed under: Yo, mi, me, conmigo — Chus @ 15:10
Tags: , ,

Hasta en facebook se encuentran cosillas… que me recuerdan a ti.

En una rutina de mil detalles diminutos e intrascendentes,
de esos que hacen que cada día se llene de significado y calor por más que llueva al otro lado de los critales.

Así, del modo en que tú lo haces.
Como voy aprendiendo a hacer de tí con la costumbre.

20 mayo, 2009

A catástrofes predichas, salvavidas de amor.

.
Cosas del día a día:
.
Del día a día…??
Lo malo y lo peor es que los días se repiten siglo tras siglo bajo el mismo sol y convierten nuestras realidades más oscuras en viejas predicciones.
.
..

 .
Lo bueno es que la repetición de tormentas nos deja la esperanza de la repetición de calmas.

Lo mejor es que para hundirse importa no sólo el peso que ejerzamos hacia abajo…
por mucho que nos empujen desde arriba,
también cuenta la calidad del mar que nos sustenta.
Y nosotros flotamos.
. 

“Como en el principio de Arquímedes, flotar o no flotar no depende sólo de la materia de la que uno está hecho, sino también del líquido laboral y afectivo en que intenta nadar”.

..

31 mayo, 2008

EL BESO

Filed under: Tertulia literaria,Yo, mi, me, conmigo — Chus @ 19:06
Tags: , ,
Un poema que me ha descubierto mi peque:
EL BESO
 La B le daba un beso
a la E enamorada,
y la S sonría
con la O algo obcecada
en convertir
                 en    B
                           E
                              S
                                 O
                                     S
las sonrisas apagadas
                        Antonio G. Teijeiro

15 febrero, 2008

Ayer fue 14 de febrero

.
 
Ayer fue 14 de febrero. Llegamos los dos a casa cansados, porque la semana está siendo dura, tú con dolor de cabeza, yo de dedo, que me lo pillé con un cajón en la oficina. La nevera flaquea, me cerraron la farmacia, se te acaba el tabaco… Un día como cualquier otro.

No es que tenga nada en contra de celebrar San Corte Inglés, digo… San Valentín, en absoluto: cualquier motivo es bueno para celebraciones cariñosas. Aunque ya que les dio por promocionar una festividad tan cursi, hasta de nombre, podrían al menos haber invertido también en divulgar las raices de su historia y su imagen, que así nos va, con los niños contando por la radio que San Valentín es un tío que va en calzoncillos porque no tiene para ropa y atraviesa con flechas los corazones de los niños malos. Osea, un indigente fugado de viernes 13. Estos, cuando crezcan, en vez de rosas comprarán crisantemos y sierras eléctricas a sus parejas.

A propósito de amores con saña: ayer, como cualquier día, uno de esos malnacidos (malo malo malo eres, no se daña a quien se quiere, no) que acostumbran regalar espinas sin rosas a la compañera de su vida y gustan de colorearla el rostro con pétalos cardenalicios, mató a su mujer a puñaladas.

Y van 11.

Lo peor es que pese ser un día como cualquier otro, una vocecilla interior nos avisaba que sería igual… pero que el riesgo de que pasase algo así era más grande que los otros días, porque sí, por ser ese día un día de amor y enamorados.

Claro que también van 4 hombres muertos a manos de sus esposas o compañeras en lo que va de año, y de esos no se habla. Vale, son menos… pero son. Y eso que no contamos a los que se suicidan o acaban tirados en la calle, que las mujeres cuando salimos cabronas somos más dadas a arruinar la vida ajena con precisión quirúrgica que a dar palizas (aunque también hay, y encima se ríe de ti la policía si eres machote y denuncias que te pega tu mujer). ¿O es que alguien cree que las mujeres somos la parte angelical y sin mácula de la creación divina?

No pretendo restar importancia a ese goteo constante de muertes femeninas que este año han dado por llamar en la radio asesinatos machistas, otro año terrorismo doméstico, otro violencia de género… Es un drama terrible, le pongan el nombre que le pongan, y es indudable que necesitamos servicios de ayuda, leyes efectivas que protejan a la PERSONA maltratada, redes que la acojan y la ayuden a enderezar su rumbo en condiciones de seguridad, penas duras y extrictas para la PERSONA que agrede a “sus seres queridos” y convierte su hogar en un infierno…

Para la persona. No para el macho o para la hembra. ¿O es que es menos drama si la agredida no es mujer heterosexual? Seguro que a la que cayó ayer, como a cualquiera de las que caen los otros días iguales a ese, le hubiera gustado más que la ley fuera efectiva y los servicios preventivos funcionasen, aunque fuese para todos, que el que se los hayan dedicado a ella por hembra mal casada al modo tradicional, ineficaces e insuficientes.

No me gustan las leyes de colores. La ley ha de ser átona y sin matices, clara, bien especificada, sin agujeros, y sin discriminar a nadie en función de sexo, credo, afiliación política, orientación sexual o número de calzado.

No quiero que si a Ana le atiza una paliza su novia Sandra tenga menos protección que si lo hace su novio Andrés. Ni que si Andrés al que le mete la puñalada es a su novio Juan la puñalada valga menos, o que la pena dependa de la presencia o no de testículos y ovarios en una u otra parte del litigio.

Ni que Martita, la zorra del tercero izquierda, aproveche esta desigualdad jurídica y denuncie a su marido Luis, justo antes de empezar los trámites de separación, para que se le asigne automáticamente el caso a un tribunal especial y obtener ventajas en el proceso de divorcio. Ventajas a costa de la sangre vertida de verdad por otras, y de dejar manchado para siempre el expediente de Luis, porque incluso aunque se demuestre que era falso ya constará para siempre que su separación la tramitó el juzgado de violencia de género y las gentes semos mu mal pensás y mu dadas a prejuzgar.

Lo dicho, no entiendo que una ley distinga géneros. No me gusta, y me parece peligroso. Y si a alguien le parece que me importa menos cada mujer muerta porque defienda que los muertos valen todos igual, tengan forma de campana-diabolo-tubo o sean botijo-trapecio-fideo-tiocachas, pues allá él y sus transgirversaciones.

Tampoco me gusta el día de la mujer trabajadora, seguramente porque en mi casa los que han currado han sido siempre los dos pilares de la familia, igual con falda que con pantalones, dentro y fuera del hogar.

Ni me gusta la ley de listas paritarias. Yo quiero a los mejores para cada puesto independientemente de si se afeitan o se depilan, y me da igual si un año salen a la par y otro se desvía un poco del 50% hacia un lado u otro, no quiero que me metan gente inadecuada con calzador para cumplir el cupo. Aunque entiendo que a veces la igualdad necesite un empujoncito… pero no sé yo si no viene este empujoncito un poco demasiado tarde, cuando ya es demasiado populista y poco necesario.

Y al fin y al cabo las listas ya estaban siendo más bien paritarias sin necesidad de ley con discriminación positiva en las últimas convocatorias a urnas, creo recordar… Y puesto que más de la mitad de los votantes somos votantas, si la cosa no se regulaba de forma natural es que somos idiotas. Aunque viendo el incremento imparable de mujeres en todos los campos… ¿no la habrán sacado ellos con vistas al futuro, para asegurarse su 50% de plazas el día de mañana?

Y bueno, está claro: ayer fue un día como otros tantos. Intenté poner un mensaje de San Valentín y msn se lo tragó. Luego pasa lo que pasa, que te pones a reescribirlo, y alguien ha caido a puñaladas, y la cosa se desvaría, y se te va la meditación por calles anexas…

Ayer te dije que te quiero, y tú me dijiste que me querías, y me miraste como todas las mañanas con cara de acabar de descubrirme, y yo te envié un par de sms picantes desde el trabajo, y tú me abrazaste en sueños…

Ayer fue un día como cualquier otro. Y eso es bueno, porque tú y yo nos queremos aunque no lo mande el Corte Inglés.

El día que esa fecha sea un oasis excepcional en lo cotidiano, será que ya no nos decimos y nos demostramos que nos queremos el resto de los días, y que quieres que te diga… ese es un asco de motivo para ponerse a celebrar nada.

.

Página siguiente »