Ya veremos…

1 diciembre, 2010

VOTAR (también con faldas) y VIVIR (bendito preservativo)

Hoy, 1 de diciembre, celebramos el día de Si, hoy también. Todos los días son el día de algo, y casi todas las causas tienen su miga. Así que hoy también toca «día de».

Hoy, día 1 de diciembre, tenemos dos temas a celebrar: el Día Mundial Contra el SIDA y el Día del Sufragio Universal en España, que pasará más desapercibido y con razón, porque por importante que sea el derecho al voto, ahora que ya lo tenemos lo que nos preocupa es frenar la muerte de millones de seres humanos en todo el planeta.

Sobre El Dia Mundial Contra el SIDA, vamos a darnos por un momento espacio para alegrarnos levemente por ese milimétrico paso del Vaticano, que ya acepta el uso el preservativo en caso de riesgo de contagio. Con muchos matices, como algo sólo en última instancia y situaciones límites, como un parche que le ponemos a la patera de una vida sexual más moral (según su moral) y humanizada (según su concepto de humanidad)… pero bueno, vale, por un momentito vamos a ser optimistas y positivos y alegrarnos de que al menos ahi, dejen usarlo. Para gays no, que los hermanos homosexuales deben abstenerse del ejercicio de su sexualidad. Pero las prostitutas y algunos otros casos en situación de riesgo, si pueden (no vale argumentar que cualquiera que practique sexo tiene cierto riesgo para extender el permiso hasta los ligues de discoteca). Se mueven más deprisa la subida de las aguas oceánicas y la desertización… pero bueno, milímetro a milímetro…

Y para el resto… chicos, pasad del Vaticano y usad gomas, que las hay de mil colores, tallas y hasta sabores y luego, si se os pasa el calentón hormonal y queréis abrazar la fe y doctrina de vuestros mayores, seguiréis vivos para hacerlo.

Nosotras, hembras (últimamente me gusta eso de hembra, estoy reinvindicando la palabra pero en toda su amplitud y no solo como descripción biológica… macho en cambio no me suena bien, no sé por qué, misterios del simbolismo lingüístico), con el preservativo ganamos un espacio para la defensa y disfrute de nuestra autonomía e independencia sexual, liberándonos de la losa de los contagios y los temibles embarazos no deseados, que tanto coartaban la experiencia de la sexualidad femenina. Hablo en pretérito… A ver si somos más listas, chicas, y el problema se convierte de verdad en pretérito, que no será por falta de recursos e información (ya, es que no es lo mismo informar que educar, y así nos va…).

Sobre el Dia del Sufragio Universal, damos gracias a Clara Campoamor por defender en el Congreso con uñas y dientes el derecho de la Mujer a todo como cualquier ciudadano, no sólo a lo que los señores congresistas considerasen oportuno, los meses previos a la firma de la Constitución de 1931 (es que al inicio de la República, las mujeres podían ser electas, como Clara, que era diputada, pero no electoras). Así, gracias a su convincente oratoria y pelea constante, el día 1 de diciembre de 1931 se aprobó una Constitución en la que ya se nos dejaba meter mano en las urnas a todas, solteras, casadas, letradas, analfabetas, comunistas o beatas. Nos duró poco, que luego vino Franco y adiós muy buenas… pero ahí está.

«(…) aunque no queráis y si por acaso admitís la incapacidad femenina, votáis con la mitad de vuestro ser incapaz. Yo y todas las mujeres a quienes represento queremos votar con nuestra mitad masculina, porque no hay degeneración de sexos, porque todos somos hijos de hombre y mujer y recibimos por igual las dos partes de nuestro ser, argumento que han desarrollado los biólogos. Somos producto de dos seres; no hay incapacidad posible de vosotros a mí, ni de mí a vosotros.»
Discurso de Clara Campoamor en las Cortes, 1 de Octubre de 1931

Contra lo que yo pensaba, este derecho encontró sus principales trabas no en los sectores más tradicionales e inmovilistas, si no precisamente en la izquierda. Tenían miedo de que la mujer, sumisa por costumbre y educación a la Iglesia, votara en masa a la derecha. Qué cosas se aprenden leyendo…

Aquí he aprendido un poco la historia del voto femenino en nuestro país:  El voto femenino en España

Y este otro link le pongo porque es un documento que no conocía, y del que supe el otro día leyendo cosillas para el Dia Contra la Violencia de Género: Declaración de los Derechos de la Mujer y la Ciudadana (1791, consecutivo al de los Derechos del Hombre y el Ciudadano de 1789).

A propósito… ¿Sabéis cual es uno de los ocho únicos países que en 2009 no había ratificado -creo que sigue sin hacerlo- la Convención Sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Contra la Mujer?… Efectivamente (si es que sois de un listo…) El Vaticano.

» porque solo hay una cosa que hace un sexo solo: alumbrar;
las demás las hacemos todos en común »
Clara de Campoamor