Ya veremos…

12 diciembre, 2011

A la moda de los IgNobels 2011

¿Os acordáis de los premios IgNobel? Aquellos reconocimientos a investigaciones absurdas, a veces por lo divertidas, a veces por su falta de rigor científico… Si no os acordáis, pinchad aquí y os lo refresco: “Premios IgNobel, para sonreir pensando”

Pues es curioso, pero muchos de los temas premiados en 2011 han pasado también por este blog:

Premio IgNobel de Literatura 2011: John Perry de la Universidad Stanford por su teoría de la procrastinación estructurada, que establece que: «para obtener logros elevados se debe trabajar siempre en algo importante, utilizándolo como medio para evitar hacer algo que sea incluso más importante».

En el blog: «No soy vaga, procrastinizo»

Premio IgNobel de Matemáticas 2011: Dorothy Martin, de Estados Unidos (quien predijo que el mundo se acabaría en 1954), Pat Robertson, también estadounidense (quien predijo que acabaría en 1982), Elizabeth Clare Prophet, del mismo país, (quien estableció la misma predicción para 1990), Lee Jang Rim de Corea (prediciendo el fin del mundo en 1992), Credonia Mwerinde de Uganda (para 1999), y Harold Camping, estadounidense (quien dijo que el mundo se acabaría el 6 septiembre de 1994 y posteriormente lo postpuso 21 de octubre de 2011), por mostrar al mundo a tener cuidado cuando se efectúan cálculos matemáticos.

En el blog: «El Fin del Mundo ya está aquí»

Premigo IgNobel de la Paz 2011: Arturas Zuokas, alcalde de Vilnius, Lituania, por demostrar que el problema del aparcamiento ilegal de los coches de lujo se puede resolver arrollándolos con un tanque.

No, de esto no se me ocurrió hablar, pero me moló xDDD

.

Conclusión: ¿Quién dice que no voy a la moda? Tal vez no a la de Zara, pero a la de los IgNobel si voy.

.

14 abril, 2011

No soy vaga, procastinizo.

Filed under: Cosas del dia a dia — Chus @ 8:44
Tags: ,

 

Os voy a enseñar a disimular la pereza: no soy vaga, PROCASTINIZO.

La procastinación o procrastinación, palabro que descubrí hace unos meses en algún blog que no puedo linkar porque ahora no sé cual, consiste en postergar para más tarde asuntos importantes y centrar la atención en cambio en mil otras pequeñeces.

Resulta que ese extraño fenómeno que nos llenaba de creatividad y nos desbordaba de versos y cuentos justo en vísperas de examen, tiene nombre propio, jatetú. Bueno, tomado en serio es un problema, claro, pero en condiciones normales es un mecanismo de defensa para defendernos del strés que produce el tener que tomar decisiones importantes o enfrentarnos a tareas costosas. Y de paso, nos da la excusa para encubrir de motivaciones psicológicas nuestras haraganerías.

Todo esto viene al hilo de que debería estar ahora mismo planchando lo que no planché ayer, limpiando la casa, haciendo albóndigas y empanada, que vienen invitados, estudiando, haciendo deberes, leyendo y escuchando valenciano (punt 2, que en canal 9 parlan fatal) que los exámenes están a la vuelta, ¡y aún no me inscribí! … Vamos, tengo mil cosas que hacer en poco tiempo. Y aquí estoy, desde las ocho de la mañana descubriendo cosas tan apasionantes como que cuando mientes por teléfono te entran ansias de enjugarte con colutorio bucal y cuando lo haces por sms de lavarte las manos, y que la nariz no te crece, pero se te hincha. O que Berto Romero dice que plantas de marihuana podrían absorver la radiación de Fukushima (ein? Eso tengo que leerlo!). O que los adolescentes que escuchan música se deprimen más que los que leen mucho (duda: ¿y si leen escuchando música?). O que es posible “convencer” a una mosca para que haga ejercicio… Hay que reconocer que twitter es una fuente inagotable de curiosidades. Al menos si te apuntas al “muy interesante” y otros cuantos parecidos. Y de repente descubres que es el aniversario de la declaración de la República… ¿no me digáis que no es un tema atractivo para escribir? Tengo tanto que hacer… pero no todos los dias es el aniversario de la República. ¡Ah! Y ha muerto el barquero del Campo Grande, aquel que de niños nos paseaba entre patos y nos contaba que uno estaba enfadado con el otro, y que la bruja piruja vivía en la caseta de la isla… Otro gran tema para evocar.

En fin, eso… que procastino de maravilla.

Ah, alli soy chustuya, por si twitteais también. Osea, si procastinizáis por tweet…

Voy a ver si me pongo a la faena… o si se me ocurre alguna otra cosa en la que entretenerme por el camino.