Ya veremos…

7 noviembre, 2012

Peras, manzanas, marihuanas, Obamas,… que mañanita más completa.

.

«Mi abuelo pagó con la cárcel el haber luchado por que hoy tengamos la libertad
de renunciar a los derechos que el nunca tuvo.»
@cazatalentos

.
Hoy nos levantamos con Obama para otros cuatro años. Obama, el primer negro en la Casa Blanca, esta legislatura con la primera senadora lesbiana en Wisconsin; Ese presidente tan mediático que igual te dice mirándote a los ojos “yes, we can” que te canta “Sweet Home Chicago” entornando los ojos con voz profunda. Nadie mejor que él, con su planta de actor hollywoodense, para portar sobre su pecho gallardo el Nobel de la Paz… Igual por eso se lo dieron, tan recientito. Luego ya se está viendo que es que este Nobel empieza a ser como los cromos de Panini, se lo dan a cualquiera. Incluso a la Unión Europea, esta tierra en retroceso social, incapaz de defender a sus ciudadanos del terrorismo económico y sin intención alguna de defender a ciudadanos ajenos de tiros y bombas, salvo que medie interés económico y/o político, claro. Y para empezar la fiesta, de paso Whasinton y Colorado legalizan el uso recreativo de la marihuana (ouuuuu mammiiiii ooouuuuu mamiii mami ouuuuuu).

.

En reconocimiento al proceso de retroceso social, desmantelamiento del estado de bienestar y los servicios públicos, pérdida de derechos, etc., va el twitter que encabeza la entrada. No tiene mucho más que ver con el tema de hoy… o sí. Pero el caso es que había que recogerlo porque es perfecto.

.

¿Y qué pasó con el matrimonio gay?. El de allí, digo. Obama se atrevió a mojarse y opinó que “cada cual se case con quien quiera”, pero no lo usó en campaña. El otro ya sabemos qué opinaba. Varios famosos dijeron cosas parecidas y Brad Pitt, que no cree en el matrimonio pero sí en el derecho de que cada cual haga lo que le de la gana, donó 100.000 dolares para la campaña, porque estaba a punto de votarse en cuatro estados. Lo han aprobado en Maine,  Maryland y Whasington. En Minessota aún no lo tienen claro. Es que allí, ya que se ponen a votar, votan muchas cosas. Florida votó a favor de mantener la financiación pública del aborto… un tema que aquí nos está dando quebraderos de cabeza y que pende sobre nuestro futuro con oscuras sombras pintadas por Gallardón, que debe ser amigo del de “si te quedas embarazada en una violación es porque Dios lo quiso”.

.

No nos han dejado votar en estas elecciones, sólo mirar y cruzar los dedos porque el creacionismo y e fundamentalismo religioso, la homofobia, el gran hombre blanco con sus leyes antiemigración y el machismo más heterocentrista, patriarcal y recalcitrante no lleguen a la presidencia allende los mares… Al menos no de momento (llegará, el mundo es cíclico y no les sobran partidos. Tanto país y tan pocas alternativas). Pero aunque no votemos, quién lleva el timón de los Estados Juntitos de América es de interés general. Como quién dirige el parlamento Alemán.

.

Aquí en España nos levantamos por primera vez sin espada de Damocles sobre los matrimonios de nuestros amigos y vecinos gays. Que mira, a mi me atañe poco en cuanto a que como no soy lesbiana, no me pone ni me quita derechos… pero los derechos sociales son patrimonio de todos, y que la igualdad sea “de todos” o restringida sólo a “algunos” sí nos afecta. Porque ahora los «algunos» son otros, pero luego resulta que oye, para otras cosas los «algunos» somos nosotros.

Aunque Gallardón asegura que el PP considera el veredicto del Constitucional vinculante y que no modificará la ley, en lo que a medios y voces se refiere esto no a acabado. Ayer mismo en Los Desayunos de TVE José Antonio Gundín, de La Razón, aseguraba que legalizar el matrimonio gay abriría las puertas a la poligamia. Que puede ser, oiga… (sobre esto ya dije muchas veces qué opino yo y cual es mi concepto de familia). Aún así, fue moderado. En Francia un arzobispo añadió que a la poligamia y al incesto, y es un argumento bastante repetido por gentes de ese palo. Hasta la extinción de la especie humana han vaticinado algunos si se daba este paso. Porque ya se sabe que con la homosexualidad va incluido todo tipo de vicios y perversiones (de las diver y de las otras), amén del sida, que lo dice la Hilton. Esperad a ver qué dicen los de interlobotomía y gentes del “extremocentro”, como les llaman en el Intermedio. Vais a ver qué bien nos lo pasamos en próximos titulares… Hasta que empecemos a berrear sobre otros temas, como el aborto, o el que toque, y se les ocurran nuevas estupideces como aquella de las manzanas y las peras, tan tan tan tan tan científicamente argumentada, de lógica tan sólida y consistente. Mentes preclaras…

.

Viñeta de Vergara

.

Otra cosa es lo que puede suponernos esto para el bolsillo:

En 2003 Montoro seguraba que el matrimonio igualitario supondría un aumento del gasto social, ya que habría que pagar más pensiones de viudedad y esas cosas, que aumentaría el paro y el déficit económico y habría que subir los impuestos y el IVA

Ojito al dato, que entonces este señor no pintaba nada pero hoy es ministro de economía. ¿A que se acuerda y nos mete el palo?

.
En fin… que hoy tal vez sería buen día para poner la canción de “Mujer contra Mujer” de Mecano, pero mira… prefiero Estopa.

Porque no habla de matrimonios igualitarios ni de presidentes americanos, pero tiene marchita y aunque no es precisamente del último disco dice muchas verdades como puños: que aquí hay demasiada gente que es demasiao, que se reparten el bacalao malamente, que nos suben las tasas, que hay ingentes paraos desamparaos, que el pan ya no alimenta, que hay diarios incendiarios y gente que miente y te pone caliente, caliente…

Qué pasa??? pero que pa’, que pa’, que
pasa que pasa, que pasa Qué pasa??? que
pasa pero que pasa, que pasa…que pasa

No quiero un rey tan campechano (que pasa) yo quiero
un príncipe enano, (que pasa) no quiero
saber nada del balónmano

Que pa’, que pa’, que pasa, x4
(que pasa) que pasa, me pasa

Que pa’, que pa’, que pasa que se ha caído
una casa que han devuelto Rumasa y han subido las
tasas, que el Papa está de guasa que dice
que hoy se casa, que hoy ha perdido el Barça. que pasa

Que pa’, que pa’, que pasa, x4
(que pasa) que pasa, me pasa

Que hay demasiada gente gente que es demasiado,
se busca urgentemente quien reparta el bacalao
dósis urgentes, metadona en el mercao
gentes, ingentes, paraos, desamparaos, mentes
dementes que se creen importantes sientes que
mienten y te ponen caliente, caliente

Que han bajao las ventas que torean en el
infierno que dicen que hay tormenta que
está lloviendo en el cielo, que el pan ya
no alimenta Carl Lewis ya no lo intenta.
Kim Basinger ya tiene cincuenta

Que pa’, que pa’, que pasa, x4
(que pasa) que pasa, me pasa

Hay diarios incendiarios, calendarios varios pa’
cada usuario, hay notarios que le trae mal fario.
El rollo milenario, aquí Lobo Estopario
llamando a Super Mario,vente pal escenario que se
están cargando el barrio. Como un
supositorio te llega mi espectro de material
etéreo. Yo te canto mi temario,te lo canto
en estéreo, y te resulta más
notorio. Lleno está el cementerio de
cerebros precarios. Soy Perico Delgado, y
tú eres mi gregario. Eres algo inventado y
yo el doctor Bacterio. Siempre eres el multado y
yo el beneficiario. Tu mente es un poblado y la
mía un imperio.

¿Pero qué pasa? Que pa’, que pa’, que pasa, x4
(que pasa) que pasa, me pasa
¿quieres que te lo repita?

.

3 mayo, 2011

Pakistan extradita a Bin Laden para que la Justicia estadounidense lo juzgue por el atentado del 11-S… Ah, que no…

Filed under: Cosas del dia a dia — Chus @ 9:38
Tags: , , , , ,

 

Inevitable… Hay que hablar de ello. Aunque sea para decir que no lo tenemos nada claro, que no veo demasiada fiabilidad en las noticias que recibimos, ni en las oficiales ni en las de tipo conspiranoico, y que en fin… que todo lo que rodea a este asunto me incomoda un poco. 

 

«Esta noche puedo anunciar al pueblo estadounidense
y al mundo que Estados Unidos ha dirigido una operación
que ha causado la muerte de Osama bin Laden,
(…) se ha hecho justicia»

 Barack Obama, premio Nobel de la Paz

 

O eso dice… porque sólo lo han visto ellos, y han hecho desaparecer el cuerpo en el mar. Primero decían que «por respeto a la ley islámica«, que exije que el cuerpo sea enterrado en las siguientes 24 horas y no veian claro eso de que fueran a encontrar ningún país que quisiera acojer en sepultura al terrorista más buscado, «por evitar un lugar de peregrinación» dijeron luego. Esto cuela más, porque siendo EEUU, lo de respetar tradiciones, culturas y costumbres ajenas no nos convence mucho.

Hay gente mal intencionada que podría pensar que igual lo lanzaron al mar porque en realidad no era Bin Laden, para que no pueda nadie analizar el cuerpo y rectificarles… pero no hay peligro, que han hecho las pruebas de ADN. Nos lo han dicho al dia siguiente de la gran noticia:

«Las pruebas de ADN (sobre las cuales no se han dado detalles de quién ni cuándo las han realizado, ni por supuesto se ha permitido a observadores externos acceder a las muestras y analizarlas en laboratorios independientes) confirman que era Bin Laden»

Pues menos mal. Porque imaginemos por un momento que EEUU entra a saco en territorio soberano pakistaní sin pedir autorización al gobierno legítimo del país -ni informarles siquiera-, asalta un domicilio privado, se lia a tiros ocasionando varios muertos (en los otros, alegrémonos que ellos no tuvieron ninguna baja ni mataron civiles -dicen-, salvo una mujer pero no cuenta, la culpa es de los malos por usarla de escudo), se cargan a un tio con barbas, tiran su cadaver al mar… y resulta luego que el ADN dice que no era Bin Laden.

Claro que, si hubiera sido así… no nos ibamos a enterar tampoco, ¿verdad?

Yo también me alegro de que Osama Bin Laden no comparta este pequeño planeta conmigo, claro. ¿Cómo no? Seguramente pocos occidentales no deseemos intimamente que vecinos tan incómodos, capaces de lanzar aviones contra rascacielos llenos de gente, o de organizar atentados como el de Londres e inspirar otros como el de Madrid, desaparezcan. Como sea, que desaparezcan como sea, si se mueren, pues mejor, que lo de que puedan regresar del otro lado está por demostrar. Y oye, si se mueren manipulando torpemente un explosivo, mejor aún. Y si caen en un cruce de balas… pues mira, tampoco es que me preocupe mucho…

Pero sí me preocupa que un país entre en otro «a hacer justicia» por la autoridad que a sí mismo le ha sido autoconcedida. Y que los demás le aplaudamos todos como idiotas. ¿Y si mañana deciden hacer justicia en nuestra casa? ¿también nos va a hacer gracia? ¿No hay un derecho internacional? Volvemos a lo de siempre: las leyes son sólo para quien no le queda más remedio que obedecerlas, si eres lo bastante rico poderoso, te las puedes saltar a la torera.

Los Estados Unidos, pueblo elegido por Dios para vigilar la paz mundial (la suya), la democracia (a su manera) y el modo de vida americano (eso, americano), mata a un terrorista responsable de la muerte de 3000 americanos y todos aplaudimos. Si mañana alguien entra por las buenas en Texas y mata a Bush en su rancho, por su responsabilidad en la muerte de 80.000 civiles en Irak, país en el que recordemos NO han encontrado armas de destrucción masiva (EEUU sí que tiene), serán terroristas.

Si la gente en los países árabes festeja la muerte de americanos en el atentado del 11-S, o de otros occidentales en otros atentados similares, y salen a la calle a bailar y ondear banderas, son salvajes extremistas que deben ser barridos de la faz de la tierra. Si los americanos llenan las calles para festejar la muerte de Bin Laden, son gente civilizada y cristiana alegrándose de la justicia.

 

Que me alegro de que ya no esté Bin Laden, repito. Y no estoy justificando el terrorismo, ni considero que sea igual un terrorista que lanza aviones contra civiles en horario laboral que un presidente electo que lanza marines y misiles contra civiles en busca de «armas de destruccion masiva»… ¿o si?… En realidad creo que la diferencia es más bien de forma, no de fondo. Civiles son los muertos en un bando y en otro, y tan falto de justificación es una cosa como la otra…  En todo caso, dejando a parte el tema de las responsabilidades de unos y otros y las analogías entre las víctimas colaterales de los ataques terroristas y de las guerras «preventivas», entiendo la herida colectiva que el atentado del 11-S dejó a los estadounidenses. Y entiendo  que les alegre aún más que a mi este desenlace, que les alegre mucho, que lo vivan como un hecho de «justicia» en sus corazones… Pero esas muestras públicas de desenfreno y masas vitoreantes por el asesinato de alguien (digo, perdón, muerte involuntaria, es que se defendió, que seguro seguro seguro que ellos iban a deternerlo para juzgarlo y todo eso, no nos cabe duda), por muy terrorista que sea, me dan cierto yuyu.

Pero somos cristianos y demócratas occidentales: nosotros sí podemos festejar la muerte ajena, entrar en tierras que no nos pertenecen, saltarnos las leyes de los otros países a nuestro capricho, ocasionar y olvidar miles de bajas civiles… sobre todo, si nacemos bajo las barras y las estrellas. Y hasta podemos unirlo a los conceptos de paz y libertad, aunque sea poco cristiano, y nada democrático.

 

Podeís leer la transcripción al español de la declaración del presidente de EEUU, Barack Obama, tras la muerte de Osama bin Laden, publicada por el periódico ElMundo, aquí.