Ya veremos…

30 diciembre, 2009

A propósito de manifestaciones

 .
 .
Recientemente se convocó una manifestación multitudinaria con misa y bendición papal a distancia incluidas, bajo el lema de defensa de la familia. De hecho es la tercera misa de estas características, según tengo entendido.
 .
Y no me extraña que protesten y tomen medidas para defenderse, al fin y al cabo es una agresión en toda regla que a uno no le dejen casarse según los ritos de su religión, que no se permita la union de un hombre con una mujer, que obliguen a la gente a divorciarse pasado un tiempo, que no permitan que las uniones que no se soportan continuen conviviendo hasta la muerte, que obliguen a sus jóvenes y mujeres a practicar el aborto, que les impongan el uso de preservativos y métodos anticonceptivos…
 .
Ah, no, perdón…
 .
Que nadie les impide a los católicos vivir según marque su conciencia y sus dogmas… Lo que consideran agresión es que no se nos prohiba a los demás hacerlo según las nuestras.
 .
 .
En estos casos, recomiendo repasar la viñeta «libertad de credo» y el texto «manifiesto por la igualdad», y así al menos nos echamos unas risas.
 .
 .
Ah, a propósito de manifestaciones:
 .
Si os llega un email que va dando vueltas por ahí sobre una «manifestación por la paz» que recientemente hubo en Londres y de la cual los medios no se hicieron eco porque hay un complot pro-islam o algo así…
Se trata de una manipulación.
 .
Las imágenes son reales (si, esa burrada de carteles son reales), pero corresponden a las manifestaciones que hubo en 2006 por el tema aquel de las viñetas de Mahoma, no es una «manifestacion por la paz». Ya tuvimos entonces el calentón y protestamos unos y otros en defensa cada cual de lo que le pareció, hubo conflictos diplomáticos internacionales, nos indignamos por el intento de coacción y de coartarnos la libertad de expresión, y todo eso… y ya lo superamos. No hay una confabulación en los medios para silenciar esa manifestación, salió en su día en todas las cadenas.
 .
Que digo yo que por desgracia hay temas recientes de sobra con los que indignarse, no nos dejemos llevar por quienes gustan de tocarnos la fibra sensible según sus intereses, haciendo caso a noticias medio mal contadas. Ojito con lo que reenviamos, que a veces no es fácil saber a quién estamos haciéndole el juego y hasta qué punto son o no son ciertas las cosas de las que nos hacemos eco.
 .
Hasta parece que igual hicimos mal en apoyar la batalla de Al Gore contra el CO2…