Ya veremos…

1 mayo, 2011

Separacion de poderes? leyes a la carta?

Filed under: Y digo yo... — Chus @ 11:34
Tags: , , , , , , ,

El PNV amenaza con retirar su apoyo al Gobierno si se impugnan las listas de Bildu
y el PP exije al Gobierno la ilegalización de Bildu…

Me preocupa un poco esto de que los grupos políticos anden exigiendo una u otra cosa al partido en el gobierno. Tenía entendido que había separación de poderes y que el gobierno pone las leyes y punto, son otros los que deben decidir si algo se ajusta o no a ley. ¿No se supone que si es o no es ilegal un partido lo deciden los jueces? Si se ajusta a las leyes, será legal, nos guste o no nos guste e incluso aunque sospechemos que están tomándonos el pelo. Y si no se ajusta, se ilegalizará, y punto.

¿Tan obvia es la fragilidad de la independencia del sistema judicial, que ni se molestan en aparentar que ellos no pueden meterle mano?

También me preocupa bastante esta oleada de acusaciones sobre el gobierno por no haber evitado que un señor, que había sido puesto en libertad por un juez como ciudadano libre y en paz con la justicia, se haya ido a donde le haya parecido oportuno.

Que soy la primera que no quiere terroristas en los ayuntamientos, y que vendería mi alma por una ley que mantuviera a los criminales entre rejas el total de su pena en vez de estas burlas, que eso de que un tio mate a veinte, le condenen a 3000 años  y salga en 12 es un cachondeo… Pero menos aún quiero un país en la que los partidos sean legales o ilegales a capricho del gobierno o de la opinión pública, ni en el que las personas libres puedan ser retenidas o vigiladas por las fuerzas del orden sin una orden judicial.

Si las leyes no sirven, tienen agujeros, son inadecuadas para la realidad social… habrá que cambiarlas, pero no saltárselas, ¿no?.

Miedito me está dando por dónde tiran los tiros…

 

13 abril, 2011

«Así no queremos que vengas»

 

Bueno, algunos no estamos interesados en que venga ni así ni de ninguna manera… salvo que venga en plan turista, se lo pague él y no nos corte las calles ni nos dé lecciones de política y ética al resto. Pero hoy me quedo con el grito de guerra de Redes Cristianas frente a la venida del papa: «Así no queremos que vengas»

 

Ya va quedando menos para la próxima visita del papa a Madrid, a menos de un año de su anterior visita a Barcelona y Santiago en noviembre del 2010. Una visita que costará un montante aproximado de 50 millones de euros, – aunque acostumbrados como estamos a los engroses finales de los presupuestos, seguro que se dispara según se vayan llenando los pertinentes bolsillos– cuando aún estamos discutiendo irregularidades graves en la financiación de los 60 millones que costó el Encuentro Mundial de Familias de Valencia en julio 2006.

Esta cada vez más inminente proximidad hace que las redes sociales (esas que según el alcalde de Badajoz son “el quinto jinete del Apocalipsis”) empiecen a calentar motores. Prensa, blogs, webs, y todo tipo de plataforma informativa colectiva y particular se va posicionando, y tweeters y caralibros reenvian la información con los pertinentes comentarios. Y como es de esperar, a parte del ansia de Esperanza Aguirre porque “sean las mejores jornadas de la historia” y del entusiasmo de obispos y católicos deseosos de llenar autobuses y calles madrileñas, son muchas las voces críticas con este evento, muy críticas. Y no sólo entre ateos, agnósticos y esas gentes de mala vida y relativismo moral: también muchos católicos opinan que ni lo que se hace es correcto, ni se hace de la forma correcta.

Y yo también me subo al carro de la opinión personal y redifusión de temas, en la seguridad de que de aquí a la fecha clave seguro que caerán más comentarios y notitas en el blog. De momento, así empezamos… haciéndonos eco sobre todo de la crítica que se le revuelve desde dentro a la propia Santa, que (hoy) me parece más original.

  

Tres visitas en cinco años, dos de ellas en sólo 8 meses. Sin duda este papa nos tiene una especial querencia, porque en un mundo dividido en 242 entidades políticas visitables (193 estados con reconocimiento internacional, 10 estados sin reconocimiento, 39 territorios dependientes habitados, con poblacion nativa, entidad arriba o abajo en función de inestabilidades políticas y disputas fronteriles)*, que nos toque tan de seguido huele a cuerno quemado. ¿Será nuestro magnífico clima? ¿El atractivo de nuestra gastronomia? ¿Nuestros impresionantes paisajes?  ¿La riqueza de nuestro patrimonio cultural e histórico?

¿O será este empeño del Vaticano y la Jerarquía de la Iglesia en España de montarnos manifestaciones masivas al mogollón y eventos gigantescos y mediáticos, una forma de presionar y tratar de recuperar la España aquella, bastión de la Iglesia Católica, que ven escapársele entre los dedos? Pues no sólo no mola, si no que encima cabrea.

Y no lo digo yo…

“El espectáculo de la fe en la calle provoca rechazo y resta credibilidad. Porque habla de fuerza, escenifica poder”

 

Y para colmo, este espectáculo de poder y fuerza disfrazado de fiesta juvenil, ni siquiera es para todos los jóvenes:

“Jóvenes carcas-ricos-pijos-guapos-hijos-de-papá. Ese es el modelo unívoco que se está imponiendo”.

 

Pero como por mucho que duela a los obispos, ese modelo no es el que refleja a la totalidad de los jóvenes, y como “una mani así y en plena crisis” es aberrante**, “ahonda cada vez más la sima cada vez más evidente entre la Iglesia española y la sociedad” y “muchos, católicos y no católicos, no entienden que se pueda gastar 35, 45 o 50 millones de euros en una fiesta juvenil,… y como hay muchos que desde el seno de la iglesia reclaman menos dar la nota y más trabajo de calle, menos jerarquia y poder acumulado y más participación democrática, inclusión e igualdad… menos palacios, televisiones, autobuses y chequeras, y más Cristo… pues olvidan que la juventud es la edad del idealismo y la subversión, incluso entre chavales cristianos (que pega mucho el cristianismo con la justicia social), y que en esta supermovida chachi de la muerte se dejan fuera a mucha gente. Y así les pasa que al parecer “Detrás de la fachada bucólica con la que la Iglesia española presenta la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) del mes de agosto en Madrid, se está cociendo un peligroso encuentro de jóvenes antisistema”

Jóvenes antisistema cristianos, de los suyos, que en vez de sumarse al show intercambian por tweeter consignas del tipo “no se puede servir a Dios y al dinero” y ponen en tela de juicio con tono alarmantemente agresivo la cristiandad de un evento macromillonario y de carácter totalitarista, con la que está cayendo. Hasta tal punto que “varias empresas han optado retirar su patrocinio al evento. Este sería el caso del Banco Santander”

 

Os dejo aquí el enlace al documento “Así no queremos que vengas”, publicado por Redes Cristianas e Iglesia de Base de Madrid, del que he tomado todas las frases entrecomilladas en verde.  En él se analiza también el estatus del Papa, cómo la acumulación de poderes no es fundacional si no que se ha ido dando a lo largo de la historia (y por tanto no es algo innevitable e innamovible) y propone un modelo alternativo de iglesia democrática, un papa “hermano mayor”, y una igualdad radical entre todos los fieles, diferenciados sólo por sus funciones y no por su dignidad o género. También propone otro formato de encuentro para este tipo de actividades, con menos jauja y cachondeo, menos Papa, y más chavales.  Ale, ya tenéis lectura por si os aburrís. Ya sé que a la  mayoría os parecerá un coñazo, pero algunos somos así de raros y nos pica la curiosidad con estos temas de vez en cuando.

 

En sus ropuestas finales encontraréis alguna que otra joya:

«…rechazamos esta venida del papa porque, a nuestro juicio, no va a cuestionar para nada el actual estatuto de privilegio de la Iglesia católica en nuestro país -que supone un agravio comparativo con el resto de las iglesias e instituciones civiles… «

»Nos parecería, finalmente, muy grave y desalentador que esta magna concentración, más que de una acogida evangélica a las y los jóvenes cristianos llegados de todo el mundo a Madrid, acabe derivando en la defensa numantina de posiciones sociales anacrónicas y moralizantes, superadas por la mayoría de la sociedad española y ya legalizadas por el Parlamento estatal».

 
Cómo no vamos a mosquearnos el resto, si es tan obvio que hasta ellos se lo huelen…

 

………………………………………………………………………………………………

* Datos tomados de wikipedia

** «Nos parece una aberración que en un momento de crisis económica, donde todo el mundo se está apretando el cinturón, se gasten 50 millones de euros en recibir al papa» Evaristo Villar, presidente de Redes Cristianas.

 

11 abril, 2011

Bachillerato de excelencia para los excelsos hijos del partido.



 

«cuánto más educación y de más calidad sea la educación que reciben nuestros hijos, menos gente votará al Partido Socialista»
Francisco Granados
secretario general del PP de Madrid

 

 

Ole la sinceridad. Así evitamos la disonancia-cognitiva, que es cosa incómoda de sobrellevar.

 

Precisamente por eso nos ha rechinado tanto la propuesta a la mayoría, porque nos veíamos venir que el bachillerato de excelencia será una vía de segregación a la que accederán “SUS hijos” para separarlos de la plebe y señarlarlos para un futuro de gloria y éxito y, por supuesto, para su adecuada formación en lo que a tendencia política se refiere. ¿Los mejores? No, los suyos. Ya se encargarán sus centros de élite y sus papás y los amigos de sus papás de que los niños tengan la nota necesaria, como siempre ha ocurrido con las familias de bien. ¿O es casualidad que “los hijos de” siempre tengan notas medias superiores para acceder a la universidad o a donde quieran (o les impongan) ir, aunque muchos de ellos no sepan hacer la o con un canuto?

Personalmente no veo del todo mal un refuerzo y una atención especial para los alumnos brillantes. Igual que hay programas de refuerzo para el alumnado que se queda corto, también podría haber programas para el que sobresale, con el fin de no tenerles en clase como muebles, obligados a ir a un ritmo que les aburre en vez de permitirles lanzarse a la carrera y sacar provecho de sus potencialidades. Algunas horas lectivas podrían  desdoblarse y pasarlas con profesores especializados en programas de refuerzo. Pero claro: si es cuestión de derecho, deberían poder acceder a esto todos los alumnos sobresalientes en todos los centros. El problema es que no somos tan tontos como para no olernos que los bachilleratos de excelencia estarán allí donde estudian SUS hijos, (y si no ya se encargarán de que sus hijos estén allí donde están los bachilleratos de excelencia), que SUS hijos conseguirán notas infladas y recomendaciones para su incorporación directa a estos programas, que lo diseñarán como un proyecto segregador y no de refuerzo de competencias, y que serán sobre todo una herramienta política y de elitismo social.

Lo peor, es que será con fondos públicos. Claro que tampoco debería extrañarnos, con fondos públicos financia la Espe “sus” televisiones y radios (ah, ¿qué no son suyas? Quién lo diría…) y con fondos públicos pagamos a Sostres por decir burradas día si y día también en TeleMadrid.

Al fin y al cabo deberíamos aplaudir a Francisco Granados, ha sido la mar de honesto, no ha hecho más que decir lo que de verdad planean.

Mientras tanto, nos enfrentamos a unas elecciones en las que tendremos que elegir no a qué candidato, si no a qué corrupto-prevalicador-chorizo votamos, con más de 100 candidatos imputados en causas judiciales.

No sé, pero para mi que la inmensa mayoría de esos candidatos de uno y otros partidos (otros, los minoritarios también tienen sus pequeños muertos bajo las alfombras) habría estudiado en bachilleratos de excelencia si sus papás hubieran sido Aguirre, Chaves y compañía.

 

11 marzo, 2011

Seguimos de luto

 

El miércoles, buceando en la sección de comics para adultos de la biblioteca, a la caza y captura de historias sobre superheroes estilo The Authoroty (me encantó esta saga, superheroes modernos malsonantes y eclécticos, heteros, gays, adictos, confusos, sexuales, dictatoriales… de todo un poco, como la vida misma; Lástima que sólo eran 4 libros y se acabaron pronto), la vida me dio un ejemplo de esos que demuestran que las casualidades superan en la realidad a la ficción. Ya lo decía no recuerdo quién, un escritor no puede permitirse el lujo de recurrir a las casualidades en su trama porque pierde credibilidad, pero en la vida diaria pasan continuamente. De repente, el 9 de marzo, tropiezo por primera vez en todo este tiempo con el comic «11-M, Once Miradas».

Lo cogí, claro está. No voy a decir que me guste… No es «divertido», no es «bonito», no es agradable en resumen. Es un homenaje a las víctimas del atentado en forma de obra colectiva, en la que once autores presentan en forma de historieta distintas perspectivas de la masacre: las victimas, los familiares y seres queridos, los verdugos…

He leido por ahí que todas las historietas coinciden en la necesidad de situar la ética en el corazón de la historia. No sé, en todo caso es una experiencia y una forma más de recordar el peor de los dias de nuestra historia más reciente. Si os interesa, es posible que esté en vuestra red de bibliotecas públicas.

Por otro lado, he sabido de un proyecto que no es nuevo, pero del que yo no me había enterado hasta ahora: «el archivo del duelo». Se trata de un fondo documental para la memoria que el CSID está elaborando (¿o ha elaborado?) analizando los más de 70.000 documentos, entre mensajes escritos en los soportes más diversos (6.432 escritos en folios y cartones, documentos oficiales aprovechados como papel, prendas de vestir, cortinas, manteles,…), fotografías (2.482) e incluso estampitas (919), que la gente dejó en las estaciones de tren de Atocha, El Pozo y Santa Eugenia. Me hubiera gustado poder acceder a la web del «archivo del duelo» en el CSID o en la Fundación de los Ferrocarriles Españoles… pero me parece que no existe esa web.

Yo hoy volveré a escuchar Jueves, de La Oreja de Van Gogh. Y seguro que lloro… Otras alternativas: Ecos, de Luz Casal o Magerit de Carlos Vidal.

FELIZ DIA EUROPEO EN MEMORIA DE LAS VICTIMAS DEL TERRORISMO, 11 de Marzo según el Parlamento Europeo, ya sabemos todos por qué.

3 marzo, 2011

Oriente en llamas

En este tiempo de mi ausencia, mientras yo arrastraba mi desgana por otros sitios o la envolvía en mantas y vacíos, el mundo giró deprisa y muchas cosas se precipitaron. No sabe una a cual de todos los hilos pendientes agarrarse para seguir la bobina. Hemos tenido terremotos, varios juicios de alto interés social, la reelección de Varela y la educación sexual del arzobispado de Valencia, incremento de los índices de desempleo (este no, que me deprimo), medidas idiotas y confusas para el ahorro energético, caravanas de palomos cojos rumbo Cáceres…

Ummm… creo que tiraré por lirios. A ver qué sale.

Miro asustada esa pequeña ventana que abre mi salón al mundo y sigo acontecimientos lejanos que, pese a la distancia, alcanzan nuestro día a día. Creo que a todos nos inundó cierta expectación ilusionada al ver cómo Tunez levantaba las manos y decía basta y nos emocionamos como niños al ver que la revolución de los Jazmines provocaba al fin el 14 de enero la caida del dictador. Nos encanta eso de los dictadores derrocados por el pueblo, y si encima la cosa tiene nombre de flor, símbolo nacional de la tolerancia… ¿qué más se puede pedir? No deja de evocarnos la revolución de los claveles de Portugal (suponiendo que no seas alumno de la ESO, o que al menos hayas visto el capítulo de Cuentame en el que Toni Alcantara cubría el evento en Lisboa).

Luego el cosquilleo fue in crescendo según el incendio de la libertad alcanzaba otros países. Primero Egipto, otro éxito revolucionario. Jordania, Bahréin, Libia, Yemen, Marruecos, Argelia, Yibuti, Iran, Irak, Oman… Hasta China llegaron los ecos de este grito civil, sin propietario político ni religioso en principio; simple grito de gente con hambre y ansias de libertad de expresión y participación democracia, hartos de corrupción y penurias…

Aquí hacen un mapa y listado de países contagiados por la revolución de los jazmines con pequeños detalles sobre los levantamientos, para poder tener una idea general.

Nos emociona, claro. Aunque Baharéin y Yibuti no nos suenen de nada, reconozcámoslo. Y más nos emociona tratándose de paises árabes en su mayoría, musulmanes, que sabemos de siempre que están bajo la babucha de sus gobernantes y necesitan imperiosamente una democracia a la europea y una inmersión inmediata en el saludable relativismo religioso tipico de nuestras tierras, ¡soñamos con gobiernos laicos en chilaba!. Eso es lo malo… Lo vemos casi como una peli americana, sentados en nuestro sillón con un bol de palomitas mientras país tras país se enciende, sin temor a que nos alcancen las llamas y convencidos de que al final nos hermanará la democracia.

Pero nadie nos garantiza que su concepto de libertad coincida con el nuestro, ni que no acaben tiñendo el continente de gobiernos que sigan la Sharia a rajatabla, ni que en sus urnas no se abra paso el extremismo islámico (al fin y al cabo, también en varias urnas occidentales se han hecho ya un lugar partidos de extrema derecha).

Hay que reconocer que siempre queda muy mono eso de fotografiar una niña sobre un tanque, y los militares con flores, o de la mano del pueblo… Pero en muchos sitios la represión ha sido dura, y Libia está inmersa en un baño de sangre que ahora sí, nos preocupa; a los países porque pone en riesgo nuestra economia y subsistencia energética y a las familias porque llenar el depósito nos cuesta lo que no tenemos y ya están amenazando con subirnos oooootra vez la tarifa de la luz (cuánta razón tenías, Faraday).

Total… que sí, tengo esperanzas en esa revolución, esa que dicen que es la primera revolución del siglo XXI con influencia significativa, porque siempre que la gente se harta y pide justicia hay que tener, al menos, esperanza de que la consiga. Pero no dejo de temer que la información que en general tenemos es anecdótica y superficial, pintadita a la occidental, para complacernos como tele-espectadores acostumbrados a consumir productos rápidos, sencillos, emocionantes y que no nos muevan demasiado de nuestro etnocentrismo.

Y me reconcome un poco el cinismo de nuestro pedacito de mundo, ahora tan preocupado por el loco de Sadam… como si durante todas estas décadas atrás nuestro amigo Gadafi (coleguilla que nos vendía el barril de petróleo a precios razonables) no hubiera sido el mismo dictador que intentan ahora sacudirse de encima los libios. Y muy serias, las potencias occidentales advertimos que no se tolerará el derramamiento de sangre, que ha de detenerse inmediatamente la represión del pueblo, que Gadafi y su familia han de avandonar el poder… ¿Y? ¿Entraremos a saco –los marines delante, el resto detrás- a “defender a la pobrecita gente masacrada y ayudarles en su revolución”? Y de paso, si es posible, a hacernos con el control del nuevo gobierno y si se tercia, de los pozos petrolíferos, claro… Mientras, seguiremos invitando a nuestra mesa a todo dictador que se prometa estable y amigable con nuestros intereses, así se pase los derechos humanos por el forro de la chaqueta, machaque tibets o pisotee gentes con sus sandalias.

No sé… No me fio un pelo de nuestro papel en todo esto. Ni como espectadores, ni como participantes si al final intervenimos (más allá de declarar que la familia Gadafi no puede venir de visita y chorradas así). Que no es que no piense que los cascos azules no tengan allí un montón de faena… pero no me fio de lo que nuestros gobiernos entienden por “ayuda humanitaria”.

Pero… quiero que baje la gasolina, y me aterra que sigan subiendo la tarifa de la luz. Y no digamos ya el miedo que me da pensar cómo todo esto repercutirá en esa hipotética luz a final del tunel que se suponía que empezabamos a vislumbrar, temo que una vez más los “brotes verdes” se esfumen. Así qué… en fin, es lo que hay, bienvenida al espejo de la hipocresia occidental.

 

Por si te apetece leer un poquito sobre la participación de la mujer en la revolución de Egipto:
http://entrenomadas.wordpress.com/2011/02/03/imagenes-de-egipto/ que nos llevará a más imágenes de la web sawtalniswa.com
http://www.europasur.es/article/mundo/897781/mujeres/primera/linea.html

 

27 enero, 2011

Políticos en la indigencia

 

Vamos hacia un parlamento de gente pobre
Duran i Lleida, portavoz de CiU

 

Pobresitos los diputados y congresistas… en la indigencia andan, mileuristas sin recursos… (y eso que hoy en dia ser mileurista es un lujo)

 

‘El problema es si la sociedad pretende que al Congreso venga simplemente gente que no tenga propiedad, si pretende la sociedad que esta Cámara sea de funcionarios y de gente pobre, porque si es así, vamos por el mejor de los caminos’

 

Pues no veo yo que tiene que ver que se reclame coherencia en los gastos y transparencia absoluta en las cuentas de los congresistas, con que a la Cámara vaya gente rica o pobre. Yo personalmente opino, y supongo que puede considerarse mi pretención como parte de la pretensión de la sociedad, que el problema no es que al Congreso vaya gente con o sin propiedades, lo que no quiero es que el hecho de estar el Congreso aumente de forma inexplicable y escandalosa las propiedades del individuo en cuestión. Por lo demás, espero y deseo que en mi Congreso haya gente con posibles y propiedades desbordantes y gente que no tenga grandes fortunas y que incluso provenga de origenes humildes, de esos que vulgarmente llamamos «de familia obrera y sin un puto duro«. La verdad, me chocaría que fuera megamillonario y latifundista un representante de un partido comunista (si yo fuera comunista, a ese no le votaba)… pero para nada que lo sea uno del PP, por poner un ejemplo. Vamos, espero representantes de la sociedad en todos sus matices.

En conclusión, a mi lo que esos señores tengan por su trabajo personal (previo o coincidente con su servicio en el Congreso, mientras sea lícito), inversiones, herencias, etc. me la refanfinfla. Lo único que pedimos es garantías de que no nos sangran en su función pública, de ahí la necesidad imperiosa de transparencia y de racionalizar los ingresos de nuestros políticos (osea, gastos razonables). Por ejemplo, no vendría mal un baremo para ajustar los salarios de forma coherente, que no cobre un alcalde de pueblo más que el presidente de la nación por el desempeño de su cargo. Porque no es lógico se mire por donde se mire y huele a chamusquina. Y por supuesto que sus señorías tienen que cobrar bien cobrado el servicio que prestan, no vamos a pagar a nuestros políticos como vulgares currifichantes sin cualificación (quedaría feo -aunque más de uno lo son, al menos en lo que a qualificación se refiere-)… Pero tampoco entendemos muy bien cómo prestan varios servicios a la vez, todos ellos de alta responsabilidad y se supone dedicación, y los cobran todos como si les dedicaran jornada completa… (estoy pensando en casos comola Cospedal y otros) ¿Sus días tienen más horas que las mías? Más bien suena a que acumulan sueldos pero nos escatiman el trabajo, porque supuestamente somos los beneficiarios de esa dedicación que no cubren. Osea, nos estafan, como los funcionairos esos que sellan la entrada y se largan a pasar la mañana por ahí. Exactamente igual, por mucho que unos sean señores y otros señorías. Y los pluses… pues claro que los políticos hay han de cobrar bonificaciones, pluses y lo que les corresponda en función de lo que hagan,… pero a ser posible cobrar una vez por cada concepto y en cantidades coherentes. Y transparentes. Nada de cobrar por cobrar y cargarnos facturas de lo que no se hace, que es lo que nos mosquea.

 

Hay que preguntar a los ciudadanos, por consiguiente, si quiere una clase política ‘de gente preparada’

 

¡Sí, por favor! Qué ilusión… ¡¡¡una clase política de gente preparada!!! Gente formada y con experiencia que les dote de perfiles acordes al desempeño de sus responsabilidadesEconomistas, letrados, catedráticos… En vez de gente sin estudios o con carreras a medio terminar (como Montilla, Jose Blanco -ministro de fomento- Celestino Corbacho -ministro de trabajo-, Patxi Lopez… -ver aqui noticia sobre cargos sin formación universitaria), o con una formación completamente ajena a su cartera y sin ninguna experiencia, que lo único que han hecho en la vida es ser «gente del partido» (como la morritos, digo la Pajin, – comparemos aquí su perfil con el de otros colegas europeos- o Trinidad Jimenez, esa ministra de exteriores cuya experiencia para el cargo se basa en haber vivido en varios paises –aqui comparan varios miniesterios, incluido el de Trinidad-)… Ojo, que no digo que sea imprescindible tener doctorados y varios masters para ser político. Aunque la formación no viene nunca de más, y titulaciones obtenidas en centros de prestigo garantizan al menos esa base, creo que, en teoría al menos, se puede aprender mucho también en el  mercado laboral y por otras vias. Pero vamos, todos distinguimos cuando vemos un currículum si se ajusta o no a un determinado puesto… y socióloga sin experiencia laboral no parece que ofrezca muchas garantías sobre la capacitación de alguien para dirigir el ministerio de sanidad, por ejemplo.

 

En fin… que el Señor Duran i Lleida se ha ganado un puesto de honor en nuestra sección de palabros perplejeantes, porque más perplejos no puede dejarnos su falta de sensibilidad social, tirando a comentario insultante en estos tiempos, en los que tantos españoles DE VERDAD no llegan a fin de mes.

 

18 diciembre, 2010

El lado oscuro de la fuerza…

«Así muere la libertad,
con un estruendoso aplauso»

Padmé Amidala
La Venganza de los Sith

Hoy la Asamblea Nacional de Venezuela extendió poderes habilitantes a Hugo Chavez.

 

13 marzo, 2008

Judicial o legislativo? quien hace la ley y quien la acata y aplica?

Filed under: Y digo yo... — Chus @ 14:45
Tags: , , , ,
.
 .
Laura Alabau, jueza de Denia, veta por cuarta vez un matrimonio homosexual
 .
Tras haber sido ya amonestada y habersele instado por escrito a aceptar todas las solicitudes que le sean presentadas tanto de nacionales como de extrangeros… pero ella insiste. Que no se la acuse de falta de perseverancia.
 .
A mi de pequeñita me enseñaron en el cole que en este país el poder está dividido en legislativo, judicial y ejecutivo. No hice mucho caso entonces, igual que no me leí la constitución que mandaron comprar a nuestros padres. Pero algo se me quedó. Además luego me lo repitieron en el instituto años más tarde, y siendo ya mozita (muuuuy mozita, que primero estuve en una facultad y media antes de hacer el ciclo de intérpretes), en FOL (formación y orientación laboral para los profanos en ciclos formativos) me lo volvió a repetir un profesor jovencito y devorador de comics que siempre iba vestido con vaqueros y jersey negros. Debía tener 27 mudas todas iguales en el armario.
 .
Osea, el ciudadano elige a sus representantes, el parlamento propone y aprueba leyes, el senado las ratifica y se las devuelve al parlamento para que las publique, y el juez LAS APLICA.
Sólo eso, las aplica. No decide si están bien o mal, ni sentencia según «esta me gusta esta no»,… Si no le gusta alguna ley en concreto, el juez tiene dos opciones: votar a quienes en su opinión vayan a cambiarlas, o dimitir. Pero no saltarselas a la torera, los jueces no están por encima de la ley ni son sus propietarios.
 .
Creo que esto de la división de poderes y el funcionamiento del sistema democrático y tal, es uno de los contenidos de la asignatura educación para la ciudadanía. Igual es que en la carrera judicial deberían meterles esa asignatura, porque andan ultimamente los jueces sacando cada sentencia que no sabe uno si retirarles el carnet o pisarles la toga.
 .

4 enero, 2008

Manifiesto por la igualdad

.
Manifiesto por la igualdad:
.
..
Estoy completamente a favor del permitir el matrimonio entre católicos. Me parece una injusticia y un error tratar de impedírselo. El catolicismo no es una enfermedad. Los católicos, pese a que a muchos no les gusten o les parezcan extraños, son personas normales y deben poseer los mismos derechos que los demás, como si fueran, por ejemplo, informáticos u homosexuales.
.
Soy consciente de que muchos comportamientos y rasgos de carácter de las personas católicas, como su actitud casi enfermiza hacia el sexo, pueden parecernos extraños a los demás.
.
Sé que incluso, a veces, podrían esgrimirse argumentos de salubridad pública, como su peligroso y deliberado rechazo a los preservativos.
.
Sé también que muchas de sus costumbres, como la exhibición pública de imágenes de torturados, pueden incomodar a algunos. Pero esto, además de ser más una imagen mediática que una realidad, no es razón para impedirles el ejercicio del matrimonio.
.
Algunos podrían argumentar que un matrimonio entre católicos no es un matrimonio real, porque para ellos es un ritual y un precepto religioso ante su dios, en lugar de una unión entre dos personas.
.
También, dado que los hijos fuera del matrimonio están gravemente condenados por la iglesia, algunos podrían considerar que permitir que los católicos se casen incrementará el número de matrimonios por «el qué dirán» o por la simple búsqueda de sexo (prohibido por su religión fuera del matrimonio), incrementando con ello la violencia en el hogar y las familias desestructuradas. Pero hay que recordar que esto no es algo que ocurra sólo en las familias católicas y que, dado que no podemos meternos en la cabeza de los demás, no debemos juzgar sus motivaciones.
.
Por otro lado, el decir que eso no es matrimonio y que debería ser llamado de otra forma, no es más que una forma un tanto ruin de desviar el debate a cuestiones semánticas que no vienen al caso: Aunque sea entre católicos, un matrimonio es un matrimonio, y una familia es una familia.
.
Y con esta alusión a la familia paso a otro tema candente del que mi opinión, espero, no resulte demasiado radical: También estoy a favor de permitir que los católicos adopten hijos.
.
Algunos se escandalizarán ante una afirmación de este tipo. Es probable que alguno responda con exclamaciones del tipo de «¿Católicos adoptando hijos? ¡Esos niños podrían hacerse católicos!». Veo ese tipo de críticas y respondo: Si bien es cierto que los hijos de católicos tienen mucha mayor probabilidad de convertirse a su vez en católicos (al contrario que, por ejemplo, ocurre en la informática o la homosexualidad), ya he argumentado antes que los católicos son personas como los demás.
.
Pese a las opiniones de algunos y a los indicios, no hay pruebas evidentes de que unos padres católicos estén peor preparados para educar a un hijo, ni de que el ambiente religiosamente sesgado de un hogar católico sea una influencia negativa para el niño. Además, los tribunales de adopción juzgan cada caso individualmente, y es precisamente su labor determinar la idoneidad de los padres.
.
En definitiva, y pese a las opiniones de algunos sectores, creo que debería permitírseles también a los católicos tanto el matrimonio como la adopción.
.
Exactamente igual que a los informáticos y a los homosexuales.
.
.
.
P.D.: este texto me lo enviaron por email, no es de mi autoría. Pero me encanta.
.
.
« Página anterior