Ya veremos…

12 abril, 2010

Decálogo para formar delincuentes

Filed under: Grandes frases,Y digo yo... — Chus @ 11:57
Tags: , , ,
 
Y digo yo…
 
Estabamos el otro día en el trabajo degustando una estupenda paellita campera que hicimos a la leña, gracias a la iniciativa del pañero de turno (se nos quemó un poco pero estaba estupenda), y comentando comentando acabamos hablando de los chavales y la inevitabilidad de satisfacer sus caprichos incontestables. Alguien en la mesa alegaba que “hoy las cosas son así“, como si no hubiera otra alternativa que dar a los hijos cuanto quieran sin requerir de ellos ningún compromiso ni esfuerzo a cambio. Y ese “es que es otra época, ahora las cosas son así” me pareció aún más peligroso que el que conscientemente elige el malcriamiento como vía de autoliberación de responsabilidades paternales, como forma para conseguir tiempo propio y evitar conflictos… “Es que es así”, y en esa resignación enterramos cualquier posibilidad de alterar las cosas, aún sabiendo cómo (en teoría) hay que educar, nos conformamos con seguir la marea de deseducamiento colectivo y entregamos a los hijos a la ausencia de normas y de límites, no porque nos sea más cómodo, no porque estemos ciegos a las consecuencias, no porque pensemos que estamos actuando correctamente… sólo “porque hoy en día las cosas son así” y no nos creemos capaces de superar esa impotencia. Como si nosotros no formaramos parte de quienes hacen que las cosas sean como son.
 
“La sociedad no es la sociedad. Nosotros somos la sociedad”.
Juez Calatayud
 
Y así, resignadamente, empezamos de la una a la diez a cumplir todas las normas para criar un delincuente. Luego diremos que nunca pudimos hacer nada para evitarlo.
 

DECÁLOGO PARA FORMAR DELINCUENTES
Juez de menores Emilio Calatayud

 
1- Desde su más tierna infancia, dé a su hijo todo lo que le pida. Así crecerá convencido de que el mundo le pertenece.
 

2- No se preocupe por su educación ética o espiritual. Espere a que alcance la mayoría de edad para que pueda decidir libremente.

3- Cuando diga palabrotas, celébrelo con unas sonoras risotadas. Esto le animará a hacer cosas todavía más graciosas.

4- Nunca le regañe ni le diga que ha obrado mal. No le reprima. Podría crearle un complejo de culpabilidad.

5- Recoja todo lo que deje tirado por ahí. Así se acostumbrará a cargar las responsabilidades sobre los demás.

6- Déjele ver y leer todo lo que caiga en sus manos. Esfuércese para que los platos, cubiertos y vasos que utiliza su hijo estén esterilizados, per no se preocupe porque su mente se llene de basura.

7- Riña a menudo con su cónyuge en presencia del niño. De esta forma, conseguirá que no le afecte demasiado una ruptura familiar, quizá provocada por su propia conducta.

8- Sea generoso. Que su chico tenga siempre todo el dinero que pida. No vaya a sospechar que para conseguirlo es necesario trabajar.

9- Satisfaga todos sus deseos, apetitos y placeres. El sacrificio y la austeridad podrían producirle graves frustraciones.

10- Póngase de su parte en cualquier conflicto que tenga el chaval con sus profesores y con sus vecinos. Piense que todos ellos tienen prejuicios contra su hijo y que quieren fastidiarle.

“Y cuando su hijo sea ya un delincuente, proclamad que nunca pudisteis hacer nada por él”.

De paso os dejo el link al blog de este juez, que también podéis encontrar desde hace poco en facebook:

http://www.granadablogs.com/juezcalatayud/