Ya veremos…

23 junio, 2011

Noches de San Juan, noches de llamas y agua.



El poniente impecable en esplendores
quebró a filo de espada las distancias.
Suave como un sauzal está la noche.
Rojos chisporrotean
los remolinos de las bruscas hogueras;
leña sacrificada
que se desangra en altas llamaradas,
bandera viva y ciega travesura.
La sombra es apacible como una lejanía;
hoy las calles recuerdan
que fueron campo un día.
Toda la santa noche la soledad rezando
su rosario de estrellas desparramadas. 
 

La Noche de San Juan – Jorge Luis Borges

 

 



Entramos en noches de llamas y agua. Entre hoy y mañana se celebra en nuestras tierras la Noche de San Juan, el Bautista. Entre hoy y mañana porque allí dónde la fiesta está unida al solsticio de verano lo tienen claro: es el 20-21 de junio. Para ellos la astronomia manda, no hay debate, el solsticio de verano del hemisferio norte es cuando es. Pero resulta que nosotros no lo tenemos tan claro y aquí se celebra el 24… entendiéndolo en algunos sitios como la noche del 23 al 24 (Barcelona por ejemplo) y en otros como la del 24 al 25 (Alicante, que es la que me toca). Ante la duda, siempre queda el recurso de alargar el tema y celebrarlo en sesión continua.

Como buena noche mágica, hay mil leyendas y raro será que no conozcáis algun conjuro o costumbre de purificación para esta noche, sea saltar olas, preparar encantamientos y bebedizos, o saltar hogueras y quemar “lo viejo”.

Como soy de raices castellanas, hoy me voy a hacer eco, de entre todas las historias asociadas a la noche de San Juan, de la Leyenda de la Encantada, muy extendida por mi tierra y fuera de ella. Allí suele ser una joven mora que habita en una cueva en un cerro, o una misteriosa dama de ojos penetrantes que se aparece a los que se acercan a su gruta en el corazón de un bosque del monte. Un delito de amor la ha condenado a permanecer allí encerrada, esperando que llegue quién la libere…

La encantada es la Xana asturleonesa, una Lamia (figura de al mitologia grecorromana precursora de la vampiresa moderna), la Moura gallega o la Mari vasca. Siempre es una joven de impresionante belleza que aparece la noche de San Juan en algún lugar recóndito contemplándose en un espejo y peinando su larga melena. A veces también porta una daga. Muchos de los relatos narran cómo alguna noche de San Juan la joven, al amanecer, ofreció a algún caballero/pastor/pescador (según la zona) a elegir: “¿qué prefieres, la dama, el peine o la daga?” El hombre siempre elige el peine o la daga, lo que enfurece a la dama ya que la condena a continuar encantada.

A mi me recuerda mucho la Leyenda de los Ojos Verdes de Becquer, aunque no es la misma historia. Y tengo el recuerdo ambiguo de que en el pueblo de mi madre había también una cueva de la mora, aunque tal vez sólo fue uno de los cuentos de mi abuela. Como muestra, esta Leyenda de la Cueva de la Mora de la tradición de  Cañavate, Cuenca

 

En todo caso, estamos en noches de San Juan. Si tenéis ocasión, acercaros a una orilla, a la playa, el rio, una fuente… y bañad en el agua vuestros deseos e ilusiones para renovarlos. Dejad que el agua y el fuego se lleven lo malo y todo lo que sobra y celebrad la vida. ¿Por qué no? Celebrar siempre es bueno, y si es de noche mejor. El verano está naciendo, viene el tiempo de abrir las ventanas y salir “al fresco”, a buscar las brisas, sacar las sillas a las puertas de las casas, llenar de insomnio y parloteos las calles…

Empiezan las noches de agua de valencia y mojitos. Mi plantita de hierbabuena empieza a correr peligro.

Pero como es noche de brujerías, para San Juan, casi mejor preparamos una queimada.



14 junio, 2011

Borges, constructor de palabras (y no, «instantes» no es suya)

Filed under: Tertulia literaria — Chus @ 11:36
Tags: ,

 

«Hay quienes no pueden imaginar un mundo sin pájaros; hay quienes no pueden imaginar un mundo sin agua; en lo que a mí se refiere, soy incapaz de imaginar un mundo sin libros.»

 

Hoy, conmemorando el 25 aniversario de la muerte de Jorge Luis Borges (el escritor argentino), la Biblioteca Nacional de España comparte en su web una página del manuscrito original de su cuento El Aleph. Un detalle que nos permite echar un vistazo al proceso de creación del autor, con sus tachones y su letra.

Y una vez visto el trazo de su mano en el papel, podemos acabar de acercarnos a lo que de él nos queda gracias a la web a media voz, que nos ofrece en su sección «La voz de los poetas» la grabación de varios poemas leidos por su propia voz. Por ejemplo «El rigor en la ciencia«, o leer en otros lugares, como en la wikipedia mismamente, el poema llamado «Juan López y John Ward», un poema contra los nacionalismos y las guerras, por desgracia un tema eternamente vigente mientras el hombre sea hombre:

 

«Les tocó en suerte una época extraña.
El planeta había sido parcelado en distintos países,
cada uno provisto de lealtades,
de queridas memorias,
de un pasado sin duda heroico,
de derechos,
de agravios,
de una mitología peculiar,
de próceres de bronce,
de aniversarios,
de demagogos y de símbolos.
Esa división, cara a los cartógrafos, auspiciaba las guerras.
López había nacido en la ciudad junto al río inmóvil;
Ward, en las afueras de la ciudad por la que caminó Father Brown.
Había estudiado castellano para leer el Quijote.
El otro profesaba el amor de Conrad,
que le había sido revelado en una aula de la calle Viamonte.
Hubieran sido amigos, pero se vieron una sola vez cara a cara,
en unas islas demasiado famosas,
y cada uno de los dos fue Caín,
y cada uno, Abel.
Los enterraron juntos.
La nieve y la corrupción los conocen.
El hecho que refiero pasó en un tiempo que no podemos entender

 

Como último homenaje a su recuerdo y su obra, estaría bien recordar e insistir hasta la saciedad y el aburrimiento, que el poema «Instantes« supuestamente escrito por Borges en los umbrales de su muerte como despedida, NO ES SUYO, por más que se empeñen las cadenas de emails. Puro spam y puro dejarse llevar por lo que «suena bonito» sin molestarse en comprobar las cosas. Igual que tampoco es de Gabriel García Marquez el de la marioneta. Borges escribió mucho y de muchas formas, pero eso, precisamente, no.

Que dicho sea de paso, creo que mucha gente será lo único que conozca de entre la amplia obra de Borges: el poema que jamás escribió. Una pena.

Nosotros ya le robamos alguna que otra palabra para referirnos al hambre, y le casi elegimos para celebrar con él un dia del libro… Sigue pareciéndome poco. Qué descuidada tengo esa rama de mi árbol. 

 

16 octubre, 2010

El HAMBRE… tened presente el HAMBRE…

 EL HAMBRE,…
 TENED PRESENTE EL HAMBRE…

 

«Hay otra diosa de tinieblas y de osambre;
su lecho es la vigilia y su pan es el hambre.»


16 de Octubre, DIA MUNDIAL CONTRA EL HAMBRE


«Madre antigua y atroz de la incestuosa guerra,

borrado sea tu nombre de la faz de la tierra.»

amen !!

(versos de «EL HAMBRE», de Jose Luis Borges)

El tema propuesto por la FAO para este año es «UNIDOS CONTRA EL HAMBRE«. 

 

Unirse contra el hambre es un grito antiguo. Seguramente habrá sido la batalla perdida del hombre desde que es hombre y tiene conciencia de la desigualdad. Miguel Hernandez llenó versos y versos de hambre, cunas de hambre, cuchillos de hambre, gritos hambrientos de pan y justicia, hombres definidos por el hambre,… así que fue el primero que me vino a la cabeza al pensar en una llamada poética a la unión contra el hambre. Y con él, Serrat, que no parece haber dejado poema suyo sin cantar… pero esta vez preferí a Reincitentes, que hacen más ruido al gritar.

EL HAMBRE
Miguel Hernandez  (El Hombre Acecha)
 

(…)

El hambre paseaba sus vacas exprimidas,
sus mujeres resecas, sus devoradas ubres,
sus ávidas quijadas, sus miserables vidas
frente a los comedores y los cuerpos salubres.

Los años de abundancia, la saciedad, la hartura,
eran sólo de aquellos que se llamaban amos.
Para que venga el pan justo a la dentadura
del hambre de los pobres aquí estoy, aquí estamos.

Nosotros no podemos ser ellos, los de enfrente,
los que entienden la vida por un botín sangriento:
como los tiburones, voracidad y diente,
panteras deseosas de un mundo siempre hambriento.

Años del hambre han sido para el pobre sus años.
Sumaban para el otro su cantidad los panes.
Y el hambre alobadaba sus rapaces rebaños
de cuervos, de tenazas, de lobos, de alacranes.

(…)

Es curioso… esta noche soñé que Obama me robaba un pincho de tortilla y un café con leche y yo le clavaba el dedo en el pecho acusativamente y le daba una serie de golpecitos muy indignados en plan «eh!! eh eh EH!!». Podría aprovechar para filosofar un poco sobre cómo los de arriba cogemos impunemente y sin dar ninguna importancia el pan de los de abajo (tema trillado), o reflexionar sobre cómo ese fantasma lejano en los últimos años ha lanzado la sombra de sus alas sobre nuestras sociedades, llenando comedores sociales y saturando las posibilidades de Cáritas… O de como aún así, hay hambres y hambres, y que incluso pasar hambre en ciertos sitios no tiene nada que ver con el hambre cotidiano y letal de otros…  Pero con poner mi entradita en el blog ya he cumplido. Acallada mi conciencia, si es que en algún momento se molestó siquiera, o aprovechada la circurstancia de la fecha para entretener un rato de ocio llenando unos cuantos bits de versos, prosas tontas y canciones, doy al enter y paso a cosas más provechosas: tengo que mirar en mi nevera y ELEGIR qué haré hoy para comer.

P.D.: Y vosotras… ¿qué vais a hacer para comer?