Ya veremos…

4 mayo, 2011

Al gay y a la modelo… cierra la muralla!! Al genocida… abre la muralla!!! (Vaticano’s version)

 

Acabo de leer en el  blog camina que caminarás, al que llegué desde el blog Mosaic, un breve comentario en el que se menciona que el Vaticano invitó a la reciente ceremonia de beatificación de Juan Pablo II al dictador Robert Mugabe. Perdón, al presidente Robert Mugabe. Muy presidente. Ya lleva 30 años de presidencia en Zimbabue a base de fraudes electorales, duras represiones y masacres étnicas.

No voy a comentar por qué no me parece beatificable el ex papa, pero en Mosaic podéis leer un buen listado de razones (eso si, en català). A las que añado que personalmente la sanación de una monja que dice que ha soñado con él, no me parece un milagro demasiado milagroso, ni serio, ni demostrable. Más bien me parece una ratería de milagro. Bueeeeno… La Iglesia ha catalogado 251 milagros, no es sólo uno. Pero si éste es el elegido para justificar la beatificación, no quiero ni pensar cómo serán los otros 250. Otra cosa sería si hubiera impuesto las manos sobre una roca y de ella hubiera comenzado a manar un suero milagroso con la sanación del cancer. O del Parkinson, que es lo que tenia la señora. En concreto, si de Parkinson hablamos, me parece más beatificable la labor de Michael J. Fox, pongamos el caso.

 

Total, que el Vaticano, aunque según sus propias declaraciones “no exige que los embajadores en su territorio sean católicos y profesen unos valores en conformidad con el credo cristiano” ha vetado en múltiples ocasiones la propuesta de  embajadores de diversos países por ser gays, divorciados, protestantes, pro-abortistas, pro-investigaciones con células madre,… Y ha advertido a Francia para que Carla Bruni no acompañe a Sarcozy en sus visitas porque “no es bienvenida” (por “la nube de fotógrafos” que la acompaña. Claro, como al papa no le sigue la prensa… Pa mí que es por ser hembra, guapa y de éxito profesional. Y encima la muy pécora posó desnuda, crimen terríble e imperdonable).

Y ahora resulta que ese mismo Vaticano que ha vetado a toda esta gente por “tan graves pecados”, no encuentra inconveniente en invitar y acoger con todos los honores al presidente de Zimbabue, quien tiene desde 2002 las cuentas congeladas y prohibido viajar por la Unión Europea y Estados Unidos, debido a las violaciones repetidas de los derechos humanos y las libertades fundamentales cometidas por su régimen. El Vaticano dice que ni se avergüenza ni se esconde, y añade que el señor Migabe es un asiduo visitante de Roma. Peor me lo pones, aunque tampoco es que nos sorprenda: una vez más el Vaticano desligándose de las medidas que la comunidad internacional toma en favor de los derechos humanos, y otro papa apoyando dictadores y genocidas. Dentro de 20 años piden perdón y santas pascuas. 

Pero claro, es que es mucho peor enseñar las tetas que matar a unos cuantos miles de compatriotas. Dónde va a parar.

 

 

Y ya puestos… Si el Vaticano puede exigir a los otros países que los embajadores que les envían sean católicos practicantes y en perfecto cumplimiento de su doctrina, digo yo… ¿los estados laicos podemos exigir embajadores laicos al vaticano? Quid pro quo.

 

Varios ejemplos de embajadores vetados por el Vaticano:  aqui y aquí.
Una noticia (de tantas) sobre la visita de Mugabe al Vaticano, aqui.