Ya veremos…

11 octubre, 2012

Dia 11 de octubre: sobre el matrimonio infantil y los derechos de las niñas

El 11 de octubre es el Día Internacional de la Niña, desde que así lo decidió la Asamblea de las Naciones Unidas el pasado mes de diciembre. Es por tanto este el primer año que se celebra, al menos de forma oficial.

 

Se pretende con esta celebración centrar la atención sobre la situación de especial vulnerabilidad de millones de niñas en el planeta. Y es que si ser mujer es chungo, ser encima mujer chiquita ya es la pera. La doble discriminación por ser mujer, y por ser menor, suman una serie de desventajas que en muchos rincones del planeta no sólo condicionan la calidad de vida, sino que ponen en pelibro incluso la mera supervivencia.

 

Este año el lema es “Terminar con el matrimonio infantil”, que tan dramáticamente coarta la libertad de millones de niñas, interrumpiendo su educación y perjudicando seriamente su salud física, emocional y social.

 

“Las niñas se convierten en esclavas por el resto de su vida. Son esclavas domésticas, esclavas sexuales, y sus derechos a la salud, a la educación, a la no discriminación y a la libertad física y psicológica es violada (…) Como en todas las formas de esclavitud, los matrimonios forzados deberían ser penalizados como un crimen. Y no se pueden justificar con argumentos tradicionales, religiosos, culturales o económicos “

(del comunicado de la ONU)

Estremecedor el documental “Muy joven para casarse”, de Stephanie Sinclair, disponible en youtube con subtítulos en castellano. Es realmente impresionante tanto por las experiencias que narran  las protagonistas como por la crudeza de muchas imágenes. No digo que vaya a gustaros… A nadie puede gustarle (a nadie que esté en sus cabales), pero HAY que verlo.

 “Durante el acto sexual yo lloraba, y le rogaba a él que parara pero él no escuchaba. Luego puso su mano sobre mi boca así, yo no podia respirar y estaba llorando pero él me usó de todos modos. Yo sólo lloraba. Tenía 8 años”

.


 

Y como colofón, un pequeño homenaje a la que de forma improvisada se ha convertido este año en la abanderada de la lucha por los derechos de las niñas: Malala Yousafzai, la activista pakistaní de 14 años de edad recientemente herida de un disparo en la cabeza por empeñarse en ir a la escuela. Malala escribe un blog desde los 11 años, con el pseudónimo de Gul Makai, en el que cuenta sus experiencias diarias en el Valle de Swat y denuncia los abusos y represiones que ella y las demás mujeres de su país sufren de manos de los talibanes.

Este año, además, se suma una triple discriminación que sumar en la celebración: la discapacidad.

 

Porque el segundo jueves de octubre es también la fecha elegida por la OMS para celebrar el Dia Mundial de la Visión, o mejor dicho su ausencia. Imaginad… ser mujer, niña y ciega, en esos infiernos que tantas veces el hombre crea…

 

 

3 comentarios »

  1. Rebuenos días:

    Claro qué imagino ser ciegas en esos infiernos, cuando además, no hace mucho en esta España nuestra sucedía algo similar o peor. Qué ahora nos extrañamos de estas cosas, costumbres para qué esas niñas no pasen hambre; así me lo contaba una vecina que escapó con su hija del país para que a la niña no le pasara lo mismo que a ella (mi vecina tenía la cara quemada con ácido, a su esposo no se le levant… y, sin duda era culpa de ella pues él sólo tenía 70 años) Pero me aseguró que muchos no creen que sea algo malo que una niña tenga un esposo anciano, pues le proporciona casa y comida.

    Aquí, todo esto lo vemos terrible, es terrible, pero no hace muchos años había esclavas sexuales dentro de la propia familia; aun quedan mujeres ya ancianas que ahora cuentan su historia a base de confianza y promesas difíciles de cumplir.

    Sí, cómo lo lees, es largo de explicar pero existían esclavas, pues dejaban a una de las chicas, generalmente la niña más fea o menos lista para aliviar a la madre de la carga de tener encima al padre a diario, así como cuando crecían los hermanos y, también para los tíos solterones de la familia. Nada mejor que tener el consuelo en casa, evitaba violencia innecesaria. Cuando quedaban embarazadas el niño quedaba como hijo de la madre, pasaba a ser su hermano.
    Estas niñas hoy ancianas no iban a la escuela y, cuando descubrimos el pastel, ninguna quiso que esto se denunciase a las autoridades.

    ¿Sabes? A estas mujeres siempre se las trató de tontas, qué les faltaba un punto, qué eran poco castas y, también de solteronas, qué nacieron solteronas cuando todo el mundo sabía que sucedía y todo dios callaba. Jamás tendrán alivio y están tan convencidas de que era su sino…. Ay, en fin, que me pongo de muy mala uva.

    A Malala le mando mi energía para que mejore. Seguramente cuando pasen 20 años todo cambiará, pues también pasaba aquí. A mí misma, cuando llegaban a casa los aprobados: al día siguiente iba a clase con todo moratones. Mi madre… qué gracias a los profesores, pues evitaron muchas palizas cambiando mis calificaciones a meros aprobadillos. Ojalá hubiera existido el progresa adecuadamente. Otra de tantas historias sucedió cuando era niña y la hija de los vecinos estudiaba taquigrafía en secreto, quería ser secretaria. Fue enterrada muchos años antes de qué su padre muriera fuera del siquiátrico local donde estuvo recluido por un tiempo. La mató por algo normal, ya se sabe, pues una mujer pobre no estudia a no ser que sea una fulana…. Este hombre estuvo en la graduación de sus nietas. Aseguraba orgulloso que eran las mejores. Una médico y la otra profesora. Tan solo habían pasado unos veintitantos años aproximadamente.

    Cienes de besitos pal andando y cienes de y pico de abrazos.
    Shi

    Comentario por Shi — 11 octubre, 2012 @ 9:49 | Responder

    • Pues si, Shi, historias que ponen los pelos de punta tenemos en nuestra historia reciente, y quien más quien menos, sobre todo las que tenemos pueblo (aunque sea de madre y no propio), algún caso conocemos. En la ciudad también, claro, pero en los pueblos es donde los secretos menos secretos son.
      Y seguirá habiendo hoy en día, seguro. A la vuelta de nuestro portal, si miramos bien, probablemente encontremos historias para justificar el 11 de octubre, y sin tener que irnos lejos, a buscar los infiernos que cuento en mi post.

      Comentario por Chus — 11 octubre, 2012 @ 10:04 | Responder

  2. Se me olvidó comentarte una pequeña anécdota. Una las niñas, ahora ancianas era la hija y hermana de uno que mató al hijo del vecino por mancillar el honor de su hija, la que nació para ser casada, al pillarlo al qué convirtió en cadáver dándola un sobeteo en los corrales.
    En fin. Feliz fin de semana

    Comentario por Shi — 11 octubre, 2012 @ 10:09 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: