Ya veremos…

18 mayo, 2011

La rana en la olla: Democracia Real Ya.

Me permito recopietear la opinión de mi medio limón, porque me mola (dios los cria… y nosotros nos arrimamos)

El futuro ha llegado ya. Internet no es ya algo del mañana si no del hoy. Si hasta hace poco internet era un animal manso atado con las cuerdas de la sociedad, ahora ha comenzado a ser internet quien influya y tal vez renueve esta sociedad cada vez más agobiante e incomprensible.

“La Junta electoral de Madrid prohibe la concentración convocada por Acampada del Sol” Y después, le han seguido Granada y Sevilla. Seguramente, les seguirán muchas más. Al tiempo, también sabemos que el Ayuntamiento de Madrid cortó la conexión a la cámara web de la Puerta del Sol y el de Barcelona la WiFi en otra de las plazas donde se reunieron más personas para manifestarse pacíficamente contra la actual situación de nuestro país…

Recuerdo ahora ese dicho que dice que si arrojas una rana a una olla y la pones al fuego, la rana se cocerá poco a poco sin tan siquiera tratar de saltar fuera para salvar su vida. Y pienso que así nos debemos de sentir todos los que simpatizamos con ese movimiento que ha surgido de la nada a través de las redes sociales: “Democracia real ya”.

Durante mucho tiempo nos hemos quejado en el bar con los amigos o los Domingos en la reunión familiar ante una paella de cómo funcionan las cosas, dejándonos llevar como borregos por los políticos y demás poderes públicos. Y de repente alguien dijo: “Ya está bien!” en voz alta y otros se sumaron a él, coreando su tantra. Resultaba algo gracioso, simpático también, el hecho de que algunas personas se reuniesen para mostrar su desagrado sobre el rumbo de las cosas, sobre todo por el hecho de que esas personas eran personas jóvenes y no tan jóvenes. Mujeres y hombres. Votantes de izquierdas o de derechas. Simplemente unidos por un sentimiento común de ciudadanía y de hartazgo.

Hartazgo de ver cómo se gobierna un país sin contar con sus ciudadanos. Hartazgo de que las leyes se hagan por pactos y no por los intereses generales de sus ciudadanos, hartazgo de ver cómo la inmensa mayoría que no tenemos culpa de nada somos los acusados y pagadores de una crisis que tal vez no nos corresponda. Hay infinidad de cosas que somos incapaces de comprender, no por que seamos imbéciles ni analfabetos, si no por que simplemente se nos excluye de todo.

Y ahora, resulta que pedir que los políticos sean honestos, resulta que estamos contra el sistema democrático, un sistema que NOS pertenece y del que se han apropiado unos cuantos en su propio beneficio. Mientras un partido político acusa a otro de estar detrás, los medios intentan minimizar la realidad y restarle importancia.

Y las juntas electorales prohiben  estas reuniones y manifestaciones por que podrían influir en el voto para el próximo domingo. Es curioso que intentar concienciar a los ciudadanos de la necesidad de votar y de reflexionar acerca del valor de su voto sea tan negativo mientras que los mítines (posiblemente pagados con nuestro dinero en buena parte) sí sea algo permitido. Al igual que los mensajes que desde los diversos medios de comunicación afines a cada ideología nos bombardean en todo momento.

Estas cosas son las que me hacen pensar que no quiero ser una rana en una olla al fuego. Estas últimas noticias me indignan cada vez más. Y me preocupa que cualquier mensaje que no pueda ser maquillado, modulado y orquestado por los poderes públicos y/o políticos sea censurado.

2 comentarios »

  1. Hola, ola de mar…
    Lo cierto, es que desde hace años estaba resignada a que esto era así, y seguría siendo así, hasta que algo reventara. Pero me falta fe. Quiero decir, que estoy de acuerdo con la salida a las calles, pero no veo la estructura que puede lograr el cambio real. Y aunque somos el pueblo, y nos reunimos, luego no veo el modo sin un partido político, con so porte en medios de comunicación, dinero, ideas que sepan plasmar luego. Porque lo que se está pidiendo lleva unt rabajo brutal, pero desde las leyes, reformas del sistema electoral, incluso porqué no, del congreso que ya es´ta bien de pagar a tanto mangante de por vida, y la constitución misma.
    Por iniciativa popular se pueden llevar propuestas al congreso..pero luego este congreso las va a votar, así que es como una pescadilla que se muerde la cola
    Gritar, gritamos, pero..¿ cómo se puede convertir en acción?
    Un beso, del Aire

    Comentario por Aire — 18 mayo, 2011 @ 20:44 | Responder

  2. Lo que decíamos, que ningún partido saque tajada de este movimiento social.

    Las redes sociales tienen muchas caras y está es una de las buenas. La tecnología permite que la conexión entre personas i la transmisión de información sea casi inmediata y eso es muy difícil de parar y de controlar.

    Ayer leía un artículo de un antiguo hacker chino que decía que a pesar de la censura en China, cada vez hay más medios técnicos como para saltarse cualquier intento de censura, lo que falta es formación.

    Comentario por Tomàs — 18 mayo, 2011 @ 21:36 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: