Ya veremos…

19 noviembre, 2010

El Principito vuelve al desierto

Filed under: Cosas del dia a dia — Chus @ 17:54
Tags: , ,

 

El Principito es uno de mis… no sé si decir libros o cuentos, favoritos.

Hace muchos años, cuando buscaba cómo escapar de un cole en el que siempre fui la tonta que lo suspendía todo, la gorda que llegaba la última en deporte, la vaga que no hacía nunca los deberes, la rara que escondía su fantasía en novelas dentro y fuera de clase (si, leía -y escribía- a escondidas también en clase), la huraña que se ofreció a ser ayudante de la bibliotecaria por no salir al recreo (y de paso pillar más libros), la que no encajaba, ni ganas tenía… vi una obra de teatro interpretada por los alumnos de un cole de mi barrio, que ¡albricias! empezaba en septimo de EGB. Hice grandes esfuerzos por entrar ahí para mi septimo, pero descubrí que esa extrañeza se debía a que estaba emparentado con otro centro que acababa en sexto, supongo que por cuestión de espacios, y todas las plazas estaban asignadas por promoción del uno al otro. Mirando atrás, no lo lamento, aunque entonces sí me fastidió. Dejé el cole como todos, después de terminar octavo (en mi caso, después de repetirlo y arrastrarlo hasta septiembre por segunda vez; Qué largo fue despegarse de aquellas aulas… no parecía acabarse nunca), y empecé BUP en un centro público que no tenía nada que ver con el de la obra de teatro, donde descubrí muchas cosas. Experimenté por primera vez lo que era un sobresaliente y aprobarlo todo a la primera, jugar al futbol y al baloncesto con sol o con lluvia y pasarlo en grande haciéndolo (aunque lo hiciera fatal), salir de cervezas al Portu (¡descubrí los submarinos!: cachi de cerveza con su chupito de licor sumergido), escapar con los compas de clase al parque cuando nevaba, ir con una amiga a conciertos de piano y con otras a fumar e intercambiar cintas grabadas de la radio… Qué grande, el instituto. Un chin-chin por el IES Delicias de Valladolid, mi gran despertar.

Todo esto, que no tenía intención de contar, vino de rebote porque la obra de teatro aquella que contaba era, precisamente, El Principito.

Más tarde, ya adulta, me lo autorregalé unos Reyes porque me vino en gana, y es uno de los pocos libros que me acompañaron en la maleta cuando me vine a vivir al Mediterráneo.

Hoy estuve buscando algo… Alguna noticia intrascendente y pequeñita de esas que apetece conocer (ya sabéis, sin crisis, pederastas, campañas electorales…). Y me he encontrado esta que quiero compartir con vosotros:

 

El ejército español ha repartido ejemplares de El Principito traducidos al  dari, un dialecto del farsí hablado en Afganistán.

 

Resulta que Fuencisla Lozano, aficionada a coleccionar Principitos en todas las lenguas, se enteró casualmente de que un afgano tradujo y editó el libro hace años, pero no se vendió ni un ejemplar y tuvo que almacenar las cajas en su casa, hasta que un incendio acabó con el proyecto. Así que pidió a sus amigos que de regalo de cumpleaños la ayudaran a financiar una edición de El Pricipito en dari… y dicho y hecho, cual hormiguitas juntaron euros y editaron 5000 ejemplares. Por último pensó en pedir ayuda a nuestro ejército para la distribución, y la ministra Chacón aceptó el encargo.

Y ya puestos… ¡¡igual montamos un colegio!! Empleará mujeres, educará niños y niñas en la igualdad y tendrá por segunda lengua el español (lengua de analfabetos pobres, mira, muy apropiada para los chavalillos que acojerá). Y seguro que en sus aulas se lee El Principito.

 

“Me pregunto si las estrellas se iluminan con el fin de que algún día, cada uno pueda encontrar la suya.”

 

Aquí podéis leer la noticia original (hoy no van los hipervínculos, qué le vamos a hacer):

http://www.elpais.com/articulo/espana/Principito/taliban/elpepiesp/20101119elpepinac_17/Tes

 

Anuncios

3 comentarios »

  1. A las buenas noches: Qué gusto que llegue el viernes, este viernes con sabor a descanso, con una buena noticia. Y creo que sí,un día, no se sabe cuando, sin saber como, y nos damos cuenta cuando ya ha sucedido, sobre todo mirando atrás; se ilumina una estrella y es para uno solo, y sobre todo si sabe aprovechar, será cuando brillará por siempre, que esa es otra, y otra historia.
    Cienes de besitos pal andando y cienes de y pico de abrazos.
    Shi

    Comentario por Shi — 19 noviembre, 2010 @ 20:37 | Responder

  2. Me encanta unir palabras como Ejército y Principito.
    Y que sepas, que los Españoles, en Afganistán ya hemos montado más de un colegio… y hasta vacunamos a los niños!
    Este post me mola! Sí señora!

    Comentario por Emepea — 19 noviembre, 2010 @ 22:14 | Responder

  3. Al conectarme hoy y ver tu post, pues nena, que es una forma muy requetebuena de comenzar el sábado.

    Porque la noticia es sobre un hombre, allá en un país que no se escribir sin mirar, que decidió que El Principito debía de llegar a todos los niños de este país, y por esas cosas de la vida, ha sido una ministra y un ejercito quien se han hecho cargo de su entrega.

    No esta mal el deseo, no esta nada de mal creer en las estrellas, y en el Principito.

    Buen fin de semana

    Besos

    Comentario por Candela — 20 noviembre, 2010 @ 7:02 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: