Ya veremos…

11 marzo, 2010

Otra vez, 11 de marzo

Filed under: Cosas del dia a dia — Chus @ 13:24
Tags: , ,

Hace seis años estrenaba trabajo, y aunque se suponía que nuestros ordenadores no tenian conexión a internet, resulta que el mío la tenía. Pasé aquel dia buscando una y otra vez noticias sobre Madrid, y la radio nos acompañó toda la tarde. Y lloré, claro. Supongo que muchos lloramos, incluso aunque no tuvieramos a nadie en aquel tren.

No sé por qué, tenía aquel día asociado a la canción “Adelante”, tal vez porque aquel dia la pusieron en la radio entre recuento y recuento de pedacitos de gentes, y entre tanta oscuridad le pareció a mi alma un himno apropiado.

Justo en el momento en que empezaba a encontrar oscuridad,
Hasta en el sol de mi ciudad.
Justo en el momento en el que la resignación,
Consumía cada día mi ilusión.

 

Apareces tú y me das la mano,
Y sin mirarme te acercas a mi lado,
Y despacito me dices susurrando,
Que escuche tu voz.

 

Adelante, por los sueños que aun nos quedan,
Adelante, por aquellos que están por venir,
Adelante porque no importa la meta,
El destino es la promesa de seguir.

Adelante, por los sueños que aun nos quedan,
Adelante, por aquellos que están por venir,
Adelante porque no importa la meta,
El destino es la promesa de seguir.
Adelante.

Justo en el momento en que empezaba a sospechar,
Que la ilusión me abandonó sin avisar.
Justo en el instante en que empezaba a olvidar,
A atreverme a imaginar, a inventar.

Apareces tú y me das la mano,
Y sin mirarme te acercas a mi lado,
Y despacito me dices susurrando,
Que escuche tu voz.

Adelante, por los sueños que aun nos quedan,
Adelante, por aquellos que están por venir,
Adelante porque no importa la meta,
El destino es la promesa de seguir.

Adelante, por los sueños que aun nos quedan,
Adelante, por aquellos que están por venir,
Adelante porque no importa la meta,
El destino es la promesa de seguir.

Adelante, por los sueños que aun nos quedan,
Adelante, por aquellos que están por venir,
Adelante porque no importa la meta,
El destino es la promesa de seguir.

Adelante, por los sueños que aun nos quedan,
Adelante, por aquellos que están por venir,
Adelante porque no importa la meta,
El destino es la promesa de seguir.

 

Pero este verano, en una de esas jornadas que pasé vendiendo helados cara al mar, escuché esta canción de La Oreja de Van Gogh por primera vez. La había oído muchas veces, pero no es lo mismo oír que escuchar. Ay, cómo lloré otra vez… Y cuantas veces después se me han saltado las lágrimas sin poder evitarlo, a veces mezcladas entre la risa por lo ridículo de la situación. Se me ocurrió aquel día compartir con el medio limón mi descubrimiento y él también llora (qué le vamos a hacer, somos así de ñoños). Al fin y al cabo, para eso la escribieron, en homenaje a los atentados y en beneficio de la asociación de ayuda a las victimas

Jueves es una historia de amor sobre la que nunca hubiéramos querido escribir. Es una canción especial, quizá la más especial que nunca hayamos escrito. Nace de la necesidad de destacar cada una de las pequeñas grandes historias que demasiadas veces las estadísticas terminan eclipsando. Por una vez y durante apenas cinco minutos de música, aquel 11 de marzo de 2004 vuelve a ser sencillamente “Jueves”.

 

La Oreja de Van Gogh

 

 

 

 

 

Jueves – La Oreja de Van Gogh

Si fuera más guapa y un poco más lista,
Si fuera especial, si fuera de revista,
Tendría el valor de cruzar el vagón
Y preguntarte quién eres.

Te sientas enfrente y ni te imaginas
Que llevo por ti mi falda más bonita,
Y al verte lanzar un bostezo al cristal
Se inundan mis pupilas.

De pronto me miras, te miro y suspiras,
Yo cierro los ojos tu apartas la vista,
Apenas respiro me hago pequeñita
Y me pongo a temblar.

Y así pasan los días de lunes a viernes,
Como las golondrinas del poema de Becquer,
De estación a estación,
En frente tu y yo va y viene el silencio.

De pronto me miras, te miro y suspiras,
Yo cierro los ojos tu apartas la vista,
Apenas respiro me hago pequeñita
Y me pongo a temblar.

Y entonces ocurre, despiertan mis labios,
Pronuncian tu nombre tartamudeando,
Supongo que piensas que chica mas tonta,
Y me quiero morir.

Pero el tiempo se para,
Te acercas diciendo,
“Yo aun no te conozco y ya te echaba de menos”,
Cada mañana rechazo el directo y elijo este tren.

Y ya estamos llegando, mi vida ha cambiado,
Un día especial este 11 de marzo,
Me tomas la mano, llegamos a un túnel
Que apaga la luz.

Te encuentro la cara gracias a mis manos,
me vuelvo valiente y te beso en los labios,
dices que me quieres
y yo te regalo el último soplo de mi corazón…

(ale, a llorar) 

5 comentarios »

  1. chus yo llore con la cancion desde la primera vez que la escuchese me hace un nudo cada vez que la oigosi no te importa me encantaria pponer el video en mi blog i pondre tu enlace besos …inma…

    Comentario por mitomi — 11 marzo, 2010 @ 15:05 | Responder

  2. Por supuesto mitomi, los unicos que pueden molestarse son los de la sgae…

    Comentario por Chus — 11 marzo, 2010 @ 16:41 | Responder

  3. Y parece que fue ayer mismo…Esa mañana, Mónica mi hija no fue a trabajar, coge eses mismos trenes desde Alcalá de Henares, estaba embarazada de 5 meses y aunque sabía que ese día tenía cosas que hacer, la llamé a su casa para tranquilizar mi corazón.¡Fue tan horrible! ¡Es tan horrible!Cuanta crueldad, cuanta maldad en nombre de un dios, de la libertad, de una creencia.Y por llorar que no quede, la canción es tan hermosa, tan llena de vida, que sabiendo cual es el final, te da esperanzas.Besos

    Comentario por Candela — 11 marzo, 2010 @ 19:38 | Responder

  4. Que le den a los de la sgae, y respecto a lo de llorar con la canción… no se me quita de la cabeza la imagen que repitió tantas veces la tele de un chico sentado completamente conmocionado debajo de un arbol y con un ojo tremendamente hinchado. Y las palabras de los bomberos que decían que les entristecía sobremanera el sonido de los móviles en los cuerpos inertes de sus propietarios imaginaban la impotencia de los familiares llamando a unos seres queridos que no podían responder.Yo no conocía a nadie, afortunadamente en ese tiempo no tenía familiares en Madrid. Pero cuando suena la cancion no puedo dejar de llorar, y si estoy en un bar tengo que salir pitando.Tantas vidas truncadas y por que?

    Comentario por Rosa Mary — 11 marzo, 2010 @ 19:43 | Responder

  5. Qué voy a decir yo.. que me emociono hasta con el anuncio del Almendro de antaño…Las dos canciones están en el saco de las que ponen el vello de punta. La primera, aunque muy apropiada, para mi es un himno completamente distinto. Yo escuché esa melodía pegadiza mucho antes de que se diera a conocer porque el Ejército la utilizó como captación acompañado de un video que, por una vez, no nos dejaba en ridículo y hasta incluso que los militares teníamos corazón.La segunda… casi es tu misma historia, e igual de llorona (me encanta sentirme comprendida, je,je). Yo estaba en Afganistan, desde allí no se podía hacer otra cosa que esperar… y sentir una rabiosa impotencia… A mi me da igual quien sea el rostro del verdugo, sólo me gustaría entender cómo puede llegar a pasar algo así.Un besito. Estoy contigo.

    Comentario por Margarita — 12 marzo, 2010 @ 13:48 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: