Ya veremos…

16 septiembre, 2009

Objetivo: interiorizar la relación causa-consecuencia

Filed under: Y digo yo... — Chus @ 18:58
 
Y digo yo…
 
LodePozuelo. Este sí que era uno de esos temas que te van rondando la cabeza con ganas de comentar. Y de hecho los comentas, porque es casi inevitable y ciertas cosas son para comentarlas aunque sea con el medio limón, que no tiene mucha gracia porque siempre coincidimos (a ver cuándo discrepamos y hasta discutimos, que dicen que las reconciliaciones son la sal de las relaciones, y nosotros sin una riña que echarnos encima en todos estos años).
 
Yo comprendo, me lo pienso y me figuro, que el que esté siempre en apuro sin tabaco y sin un duro estuviera preocupao
Pero no puedo entender por que no quiero que un fulano con dinero ganadero y petrolero este siempre cabreado…
(Pepe DaRosa)

 
"LodePozuelo" es especialmente llamativo por tratarse del sitio que se trata, osea, que no es precisamente una explosión en un barrio habitado por población sin recursos, el triste y previsible resultado de la desesperanza y la falta de oportunidades. Se trata de familias de esas que se decía pudientes, y de jóvenes con poder adquisitivo sobrado para poder pagarse el cubata dentro de una discoteca. Tampoco vale acusar a los ayuntamientos de no ofrecer un ocio alternativo, que estos jóvenes tienen posibilidades para sustituír el botellón por irse a esquiar, de fin de semana a una cabañita rural, un paseo a caballo por la sierra, o lo que a su creatividad, si tienen, se les ocurra. Vamos, que en su caso el botellón no es por falta de pecunio para pagar otras alternativas. Y viendo el panorama tampoco creo que sea por el saludable ejercicio de la socialización, tertulia y conversación que se dan en lo que podríamos llamar un "botellón sano": osea, compartir una cerveza (no una borrachera etílica) con los amigos en la playa o en el parque, intercambiando confidencias a la luz de las estrellas y arreglando el mundo. Que es algo que enriquece mucho el espíritu y que en la discoteca malamente puede tener lugar, pero claro… ahí el objetivo es conversar, no pillarse la taina cuanto antes mejor y de paso pegarle fuego a un par de contenedores.
 
No dudo que la culpa original y última la tengan los padres, como leí en el blog de Emilio Calatayud, seguro que en ese pueblo se ha cumplido a rajatabla en muchos hogares el dacálogo para criar delincuentes:
 

1-Desde su más tierna infancia, dé a su hijo todo lo que le pida. Así crecerá convencido de que el mundo le pertenece.

2-No se preocupe por su educación ética o espiritual. Espere a que alcance la mayoría de edad para que pueda decidir libremente.

3-Cuando diga palabrotas, celébrelo con unas sonoras risotadas. Esto le animará a hacer cosas todavía más graciosas.

4-Nunca le regañe ni le diga que ha obrado mal. No le reprima. Podría crearle un complejo de culpabilidad.

5-Recoja todo lo que deje tirado por ahí. Así se acostumbrará a cargar las responsabilidades sobre los demás.

6-Déjele ver y leer todo lo que caiga en sus manos. Esfuércese para que los platos, cubiertos y vasos que utiliza su hijo estén esterilizados, per no se preocupe porque su mente se llene de basura.

7-Riña a menudo con su cónyuge en presencia del niño. De esta forma, conseguirá que no le afecte demasiado una ruptura familiar, quizá provocada por su propia conducta.

8-Sea generoso. Que su chico tenga siempre todo el dinero que pida. No vaya a sospechar que para conseguirlo es necesario trabajar.

9-Satisfaga todos sus deseos, apetitos y placeres. El sacrificio y la austeridad podrían producirle graves frustraciones.

10-Póngase de su parte en cualquier conflicto que tenga el chaval con sus profesores y con sus vecinos. Piense que todos ellos tienen prejuicios contra su hijo y que quieren fastidiarle.

http://www.granadablogs.com/juezcalatayud/

El caso es que he oído en la tele que decían que la responsabilidad es de los padres y en menor medida de los profesores. Que es una cuestión de educación. Y yo creo que no, que ese es el principal problema: LA RESPONSABILIDAD ES DE LOS CHAVALES. Que además tienen edad sobrada para saber que tirarle botellas a la policía "está mal". Mi chico tiene 11 años y lo sabe de sobra.

Volver a justificarles las animaladas responsabilizando a terceros es volver a las mismas. ELLOS son los responsables y ELLOS deben asumir las consecuencias. Porque el problema es que los chavales crecen sin que sus actos tengan consecuencias y por tanto sin sentir la necesidad de acotar sus caprichos y deseos, ni limitar sus expansiones, ni respetar los derechos y libertades ajenas, ni nada. No pesa sobre ellos ninguna disciplina, ni la amenaza de nada desagradable. A esos chicos, les ha faltado eso de "una buena hostia a tiempo, que cura muchos males". Y no estoy abogando por la educación a palos, en absoluto, el castigo físico no una solución (aunque viendoles cachondearse en la tele igual un par de hostias si que se merecen). Pero sí que hay que marcar desde bien chiquitos unas normas que deben cumplirse, y enseñar al niño que sus actos conllevan unas consecuencias, y que los actos negativos conllevan consecuencias desagradables. Que no se van a criar acomplejados, ni van a sufrir una frustración de por vida porque se les castigue debidamente y se les mantengan las sanciones impuestas. Lo que pasa es que un niño castigado da mucho pol culo, claro… es más cómodo ser colega y amigo en vez de padre.
 
Pero claro… por otro lado está esa tendencia creciente a judicializar la vida privada, y en fin… Si das un cachete a tu hijo, cosa que no debes hacer pero que es un hecho que puede ocurrir un dia dado en el que el niño te saque especialmente de los nervios, puedes encontrarte con pena de carcel y orden de alejamiento, como la madre sorda de hace unos meses (a ella se le perdonó la pena por la presión social que levantó el caso). Y si le gritas o le castigas, puedes encontrarte con que te acusen de maltrato psicológico. O que el niño te denuncie en falso, o chantajee y amenace con hacerlo, que tampoco sería la primera vez. Así no es de estrañar que en Navarra, Gerardo Ruiz, sintiendose impotente para controlar a uno de sus hijos, decidiera llevarlo a la comisaría y dejarselo a los mismos policías que le denunciaron por agresión anteriormente, para que lo educaran ellos. Es que ser padre se está poniendo muy chungo…
E insisto, no defiendo el derecho como tal de nadie a pegar a nadie, pero de ahí a meter leyes para regular y criminalizar el más mínimo accidente en una relación familiar… Que lo que se queda, educa y traumatiza al final no es un cachete un dia tonto, si no el conjunto del día a día sumado a lo largo de los años.
 
Y ni te cuento si en vez del padre eres el profesor… olvidate de tener ningún recurso que te permita impartir disciplina , ni el apoyo de las familias en la afirmación de tu autoridad, ni posibilidad de defensa ante agresiones e insultos del alumnado… Eso sí, responsabilidades las tienes todas. Por eso me alegro de la medida que van a tomar en Madrid, que no solucionará el problema, pero respalda y protege un poco al profesorado ante los niños bestias y los padres "tavanteras" (ta va’enterá tú quien soy yo, que tú no sabes quién soy yo…)
 
Pues eso, que los responsables son los que son, ese atajo de salvajes que decidieron montar la de dios es cristo y tomar al asalto una comisaría sin más motivo que entretenerse, como queda bien claro en los videos que han colgado en la red, fardando bien orgullosos de sus hazañas. Y yo quiero que lo paguen. No quiero que multen a sus padres (pero estaría bien que las familias pagaran los destrozos, ya que tienen pasta y los demás no tenemos la culpa de que tengan por hijos unos animales desbocados), quiero que ELLOS sufran las consecuencias de sus actos, y lo he dicho a conciencia, que las SUFRAN. Que tengan un castigo apropiado a la faena, que les suponga un esfuerzo y un coste personal y les quite las ganas de volver a tontear mañana.
 
Y si no se les ocurre cómo, seguro que el Juez Calatayud tiene alguna que otra sentencia ejemplar que podría servir de inspiración.
 
Disciplina, respeto a la autoridad, represión de los excesos… No alternativas de ocio, que ya son mayorcitos para educarlos a lo Disney.
 
 
P.D.: y leo que varios han sido condenados a no ir de fiesta después de las 10 durante tres meses… ¿¿¿no me digáis que no suena a cachondeo??? Pues nada, mañana tomarán en ayuntamiento o la jefatura de bomberos, lo que más diver suene.
 
 
 
 
 
 

4 comentarios »

  1. Hola Chus, como me has visitao en mi rincón me he tomado la libertad de venir a tu casa y me voy asombradatienes un blog estupendo es más admirable enhorabuena…quizás ya no vuelvas por el mio, porque a mi entenderquizás no tengas muchas cosas en común conmigo…lo digo por tu mayor cultura y saber escribir.Saludos volveré si me dejasCarmen

    Comentario por Carmeta — 16 septiembre, 2009 @ 19:48 | Responder

  2. grandiosa entrada chus cuanta razon tienes y el decalogo es lo mas , soy madre y ademas trabajo en una escuelaosea que se de que hablas y estoy de acuerdo en que deven sufrir las consecuencias de sus actos suena muy duro pero el otro dia mi hijo efectuo llamadas a un numero 905 y me vino una chufla de 40 euros de mas en la factura lo cogi fuimos al banco y con gran dolor de su alma pues es un fenicio le saque los 40 euros de su cartilla te puedes imaginar el berrinche pero creo que se le han pasado las ganas de volver a llamarbesotes chus…inma….

    Comentario por mitomi — 16 septiembre, 2009 @ 21:36 | Responder

  3. Por desgracia las pautas que marca ese blog se cumplen a rajatabla, el milagro es que con esa mala educación, algunos chavales no sucumban ante tanto despropósito. Yo propongo un slogan " Si no eres capaz de educar a tu perro, ni te asola el virus de la intención. LLévatelo a la clínica y Esterilízate"

    Comentario por Mimi — 16 septiembre, 2009 @ 23:09 | Responder

  4. Hola Carmen! Un placer verte por aquí, vente cuando quieras, que yo pienso pasar por tu casa con frecuencia.Ves? A eso me refería, Mitomi. Seguro que tu chaval se lo piensa dos veces la proxima vez, y no le deja ningún trauma pagar lo que se ha gastado. Y estoy segura de que crecemos mucho más felices y más seguros sabiendo dónde está el límite y confiando en la autoridad además del amor de nuestros padres.Pues si Mimi, es lo que decía un profe mío: "si es que dicen que van a tener un hijo como quien se va a comprar un radiocasette". Y luego a llorar, que hay que educarlos y que no tienen valores… a buenas horas mangas verdes.

    Comentario por Chus — 17 septiembre, 2009 @ 6:44 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: