Ya veremos…

24 marzo, 2008

Un yo de barro

Filed under: Fantareales cuentosias,Yo, mi, me, conmigo — Chus @ 10:33
.
 .
Ahora que no tengo tiempo de enterarme cómo va el mundo, ni dispongo de mis cuartos de hora de radio y volante para que me cuenten anécdotas del día a día sobre las que dejar desvariar el pensamiento, ni salgo a la calle y apenas sé si sopla el viento (que ha soplado, y mucho) o si llueve (que también, para fastidiar a los turistas), o si brilla el sol (a ratos, para despistar)… Mientras espero que se seque el suelo del resto de la casa en este ÚLTIMO repaso (toda la semana santa de reformas y limpieza, qué paliza… debe ser el instinto ancestral del  anidamiento, porque está todo el bloque en reformas)… pues ya que no tengo tiempo ni ocasión de meditar en este rinconcito casi-privado, rescato otro viejo fragmento de los viejos tiempos.
 .
Al fin y al cabo, tampoco está tan lejos… Porque como dice Lestat, con el tiempo no cambiamos, nos volvemos más nosotros mismos.
 .
Bueno, en general no me disgusta como soy, así que no me importa ser más yo cada año. Siempre y cuando lo que se quede en el camino no sea lo mejor (que no siempre es ni lo que más pesa, ni lo que más brilla)
 .
 .
 .

Sé que tengo mil cosas que decir.

Puedo sentir cómo me hierve dentro un algo dulce e intimo y veo que se escapa con mi voz, se me escurre entre los dedos como aceite, como esencias a medio percibir, miro atrás, miro lo que me rodea, me alzo de puntillas intentando atisbar algún retazo del mañana, y sólo alcanzo a intuirme en el camino, a medio verme entre las hojas de algún escrito, asomada indolente entre las frases, las ideas, los conceptos, que desgranan una mente en la que tal vez algún día me refleje, o quizás lo hice ya hace tiempo y de nuevo me perdí. Me toco con cuidado, me reconozco, estoy aquí, con migo, y la presencia de esta amiga huidiza  y tolerante me consuela y reconforta, leemos juntas unas líneas de mi letra que aún no he escrito y me señala una palabra.

Una palabra…

Me inclino, me asomo. Siento que me vierto, que mi luz cae de mis ojos y mi aliento de mi boca; y toda yo, mi yo perfecto, ondulante y armonioso, a fuerza de tender hacia la tinta se vuelca y se derrama, escapa de mi cuerpo, anega el papel, se desliza y se pierde en la palabra.

Una palabra…

Siento que mi vida queda siempre a falta de un pedazo, siempre a punto de alcanzar lo que deseo, la expresión perfecta de un pensamiento, comprensión sencilla de lo que siento, el tono justo, el movimiento, el dominio…

Siempre a falta de una palabra.

Vuelvo a ser consciente de mis faltas, mis heridas. Mis fronteras me dibujan otra vez el horizonte de la tierra, parda y áspera, donde crecen cada día nuevas dudas, donde puedo hundir los dedos y arrancar terrones yermos que me arañan la piel y me destrozan las manos. Hundo el barco de los sueños, piso firme el suelo y sonrío, porque sé que soy feliz. Que el latido en el que mi alma se hace dueña de la inmortalidad, de lo imposible, es tan sólo un parpadeo, un suspiro, un aleteo, un descanso del espíritu del que vuelvo a mi presente de pedazos mal atados renovada. No deseo que ese instante etéreo e inaprehensible sustituya la pobreza de mi yo hecho de tierra, que los sueños invadan el fértil desierto en el que tengo que plantar lo que proyecto. Quiero la tangible soledad del sol en los hombros, el viento en los brazos, la lluvia en la cara, el humo, los sabores, el barro. Quiero la tibieza de la voz que me responde, quedarme siempre a un paso, que siempre quede polvo que pisar y otro horizonte.

No quiero escapar de lo posible con un yo hipotético, soñado; quiero alzarme poco a poco más allá, arrastrando, aunque me cueste, la persona que me sigue y me define como soy.

 .
 .
Anuncios

2 comentarios »

  1. menos mal que has espeificado que estabas de obras porque ya estaba pensando que o te habías quedado atrapada bajo una capa de nieve o seguías en un atasco….Es lo que tienen las obras…..pero bueno, esa falta de tiempo sea bien recibida si nos recatas cosas tan bonitas como esas…chao

    Comentario por circe — 24 marzo, 2008 @ 21:12 | Responder

  2. Hola Circe!!
    Ni de pasarme por las tierras ajenas a leer qué se cuenta la gente en sus blogs he tenido tiempo. Ahora habrá que dedicarle sesión intensiva.
    Aunque mira… me sobra un rato esta mañana y me he puesto a cepillar con entusiasmo y amoniaco un mega-cojin que no cabe en la lavadora. Si es que va a ser masoquismo…

    Comentario por Chus — 25 marzo, 2008 @ 12:22 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: